Parasháh #29 Ajarey Mot - “Después De la muerte”
Toráh: Levíticos 16:1 – 18:30
Haftaráh: Ezekiel 22:1-19
Brit Jadasháh: Hebreos 9:11-28

 

La parasháh empieza diciendo “después de la muerte…” Se han puesto a pensar ¿Por qué esta porción empieza de esta manera cuando la muerte de los hijos de Aarón la Toráh la encontramos en el capítulo 10? La Toráh no siempre nos va a relatar los acontecimientos en orden cronológico, porque nos quiere enseñar a estudiarla en forma temática. Es decir cuando hay algo que no está en orden es porque nos quiere trasmitir una enseñanza. Así es que debemos descubrir porque “ajarey mot” no está colocado inmediatamente después del pecado de Nadab y Abiú. Encontramos el siguiente orden:

 

- Levítico 10: La muerte de Nadab y Abiú
- Levítico 11: Animales que no se pueden comer.
- Levítico 12: Purificación de la mujer después de dar a luz.
- Levítico 13: La enfermedad de Tzaraát
- Levítico 14: Purificación del afligido con Metzorá
- Levítico 15: Purificación de impurezas sexuales
- Levítico 16: La ceremonia de Yom Kippur, después de la muerte de Nadab y Abiú


Levitico 10:1-2
La Toráh nos dice que los hijos de Aarón murieron por ofrecer un fuego extraño. Los rabinos piensan que ellos murieron porque entraron al Tabernáculo estando embriagados, porque la Toráh coloca esta prohibición en el verso 9 después de la muerte. Porque después de todo los Levitas podían presentar incienso delante del Eterno.


Pero la clave está en la palabra rwz Zur (Str#2114) extraño, que generalmente se refiere a alguien que no es parte del pueblo de Israel y a dioses extraños:

Cuando el Tabernáculo haya de trasladarse,
los levitas lo desarmarán y cuando el Tabernáculo haya de detenerse,

los levitas lo armarán.
Y el extraño (zur) que se acerque, morirá.
Números 1:51
(ver también 16:40)

Provocaron sus celos con dioses ajenos (zur),
y su ira con abominaciones.
Deuteronomio 32:16
(ver también Ezek 16:32; Joel 3:17)

 

Esto nos hace pensar mucho, ya que por una lado entendemos que los hijos de Aarón no eran extraños a Yahweh, por otro lado podemos pensar que el corazón de ellos estaba inclinado a otros dioses. Pero creo que podemos sacar conclusiones de cuál fue el motivo si entendemos porque la Toráh menciona “después de la muerte” y pone entre la muerte y estas palabras 5 capítulos de por medio. Vemos claramente que estos pasajes nos hablan de hacer diferencia entre lo puro y lo impuro, el motivo: “La Santidad del Eterno”:

 

Yo soy Yahweh, vuestro Elohim.
Vosotros por tanto os santificaréis
y seréis santos, porque yo soy santo.
Así que no contaminéis vuestras personas
con ningún animal que se arrastre sobre la tierra.
Yo soy Yahweh, que os hago subir de la tierra
de Egipto para ser vuestro Elohim:
seréis, pues, santos, porque yo soy santo.”
Ésta es la ley acerca de las bestias,
de las aves, de todo ser viviente que se mueve
en las aguas y de todo animal que se arrastra sobre la tierra,
para que hagáis distinción entre lo inmundo y lo limpio,
y entre los animales que se pueden comer
y los animales que no se pueden comer.
Levítico 11:44-47


Apartaréis de sus impurezas a los hijos de Israel,
a fin de que no mueran a causa de sus impurezas,
por haber contaminado mi Tabernáculo,
que está en medio de ellos.
Levítico 15:31

 

Pero también podemos ver algo mas y es el hecho que cuando se trata de las cosas del Eterno, así sea que es una persona apartada a Yahweh, el hacer las cosas como uno quiere es muy peligroso, sea cual fuere la intención, al acercarse a Yahweh uno tiene que estar en santidad, pero lo más interesante es que se trata santidad del cuerpo. Siendo que nuestros cuerpos son el Templo del Ruaj Hakodesh, tenemos que entender que El no mora en vasos de inmundicia y el que se acerque a Él tiene que acercarse en santidad y limpios de todas impurezas:

 

Pero fornicación y toda impureza o avaricia,
ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos.
Tampoco digáis palabras deshonestas, ni necedades,
ni groserías que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.

Sabéis esto, que ningún fornicario o inmundo o avaro,
que es idólatra, tiene herencia en el reino de Mashiaj y de Elohim.
Nadie os engañe con palabras vanas,
porque por estas cosas viene la ira de Elohim
sobre los hijos de desobediencia.
Efesios 5:3-6

Que él afirme vuestros corazones, que os haga irreprochables
en santidad delante de Elohim nuestro Padre,
en la venida de nuestro Señor Yeshua con todos sus santos.
1 Tesalonicenses 3:13

No entrará en ella ninguna cosa impura o que haga
abominación y mentira, sino solamente los que están
inscritos en el libro de la vida del Cordero.
Apocalipsis 21:27

 

¡Shabbat Shalom!
Morah Mariela Perez-Rosas

 

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by