Parashá #1 – Bereshit

Toráh: Génesis 1:1 – 6:8

Haftaráh: Isaías 42:5 – 43:11

Brit Jadashah: Juan 1:1-14

 

Esta Parasháh es una de las porciones más completas de toda la Toráh, pues nos muestra desde el principio que cada cosa de la  creación tiene un propósito que cumplir de acuerdo a la Palabra establecida por el Eterno, la responsabilidad del hombre de servir a Elohim, la caída del hombre y la promesa de la restauración. También vemos que desde el principio el Eterno  nos muestra el llamado a ser apartados para El, para servirle y obedecer sus mandamientos. Vemos que todo en la creación comienza con  separación.

La creación nos deja ver que todo fue creado por la Palabra de Yahweh (Juan 1:1-5, 14). Desde el principio se nos revela el misterio de la pluralidad de Elohim, no solo en su Nombre sino en la creación del hombre, “hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza.”

 

Del primer verso de las Escrituras, los sabios de Israel entendieron que Adonai le había puesto tiempo a la creación, porque encontramos 6 letras Alef, que tiene un valor numérico de 1, pero también 1000 (Elef).

Por ello, ellos afirman que este mundo existirá por 6 días y el séptimo (Shabbat) será el prometido Reino Mesiánico (2 Pedro 3:1-8)

 

En Génesis 1:26-27 y 2:7, vemos que hay dos versiones de la creación del hombre. En el primer capítulo vemos que dice que Elohim creó al hombre a su imagen y semejanza, varón y hembra. Sin embargo en el capitulo segundo encontramos que Elohim pone a dormir al hombre y de su costado crea a la mujer.

 

Este  pasaje de las dos creaciones del hombre también dio muchas opiniones. Unos dicen que Elohim creó 2 Adanes diferentes, el primero, un ser divino hecho a su imagen, el segundo hecho del polvo, pero con la forma de la imagen de Elohim. Otra opinión es que en realidad los dos son el mismo, ya que el primero, Elohim quería que fuese eterno como los ángeles. También hay otra  opinión que eran 2, uno fue puesto el jardín celestial y el otro en el terrenal. Y por último los de la opinión que fueron dos, uno para este mundo y el otro para el por venir, que se cumplirá con la resurrección de los muertos. A estos se le conoce como:

 

Adán HaRishon (El primer Adán) 

Adán HaAjaron (El último Adán) 

Ver 1 Corintios 15:45-49

 

El Mesías y Adán:

Adán: Dios le dio una esposa, que es el resultado de un corte (Berit-Pacto) en su costado mientras está dormido.

Mashiaj: después que muere (dormido), se le corta el costado y de allí sale sangre (Pacto) y agua (gente).

La mujer fue engañada, el hombre ya sabía que la fruta era prohibida y lo que le pasaría si él comía de la fruta: separación de Dios = muerte.

¿Por qué comió, sabiendo lo que le iba a costar?

Eran uno. Lo hizo porque amaba a su esposa.

Mashiaj se hizo pecado por su esposa, por amor, sabiendo que le costaría separarse del Padre = muerte.

¿Cuál fue el primer milagro de Mashiaj?

En las bodas de Canaán, convirtió el agua en vino.

Los rabinos dicen que el color del vino es rojo porque representa la sangre preciosa del cordero de Pascua que protegió las casas de los Hebreos.

Por eso el primer milagro de Mashiaj es en una boda. La conversión del agua en vino, lo mismo que saldría del cuerpo de Yeshua, por eso dijo, "está terminado." Su obra redentora, moría para pagar el precio de adquirir a su esposa, a precio de sangre.

 

Genesis 5:1-30, nos da la lista de nombres de la genealogía de Adán. En el Hebreo encontramos un mensaje poderoso sobre el Mesías en la genealogía de Adán. Debemos explicar que cada nombre Hebreo tiene un significado, entonces si traducimos literalmente los nombres de la genealogía de Adán encontramos: Adán: hombre; Set: asignado; Enos: mortal; Caiman: compró; Mahalaleel: alabanza de Dios; Jared: descendió;  Enoc: dedicó; Matusalén: muerte, enviado; Lamec: poderoso; Noé: descanso. 

 

Literalmente dice:

 

Hombre asignado, mortal comprado, pero la alabanza de Dios descenderá, enviado, dedicando su muerte vencerá poderosamente para traer descanso.

¡ Baruj HaShem! ¡Bendito Sea Su Nombre!

¡Toda la Escritura testifica de nuestro amado Mashiaj, Melej Yisrael!

 

 

¡Shabbat Shalom!

Moráh: Mariela Perez-Rosas

 

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by