Parashá #1 Bereshit – En el Principio

Toráh: Génesis 1:1 – 6:8

Haftaráh: Isaías 42:5 – 43:11

Brit Jadashah: Juan 1:1-14

 

Esta Parasháh es una de las porciones más completas de toda la Toráh, pues nos muestra desde el principio que cada cosa de la  creación tiene un propósito que cumplir de acuerdo a la Palabra establecida por el Eterno, la responsabilidad del hombre de servir a Elohim, la caída del hombre y la promesa de la restauración. También vemos que desde el principio el Eterno  nos muestra el llamado a ser apartados para El, para servirle y obedecer sus mandamientos. Vemos que todo en la creación comienza con  separación.

Este año vamos a estudiar sobre la ofrenda de Caín y Abel:

 

“Tiempo después, Caín presentó al Señor

una ofrenda del fruto de la tierra.

Abel también presentó al Señor lo mejor de su rebaño, es decir,

los primogénitos con su grasa.

Y el Señor miró con agrado a Abel y a su ofrenda,

pero no miró así a Caín ni a su ofrenda."

Génesis 4:3-5

 

Este pasaje siempre ha sido de mucha intriga, ¿por qué el Señor no miró con agrado la ofrenda de Caín? Después de todo Caín se dedicaba al cultivo de la tierra y el fruto de su trabajo es lo que él le había traído de ofrenda al Señor.  Pues el Hebreo nos deja ver más claramente y entender la situación.

 

Lo primero que debemos notar es el tipo de ofrenda que ellos trajeron al Señor. El Hebreo usa la palabra hxnm   minjáh, y esta palabra puede significar regalo, ofrenda, homenaje. Es interesante notar que este tipo de ofrenda no necesariamente es una ofrenda de sangre, es decir un sacrificio, ya que se usa esta palabra para una ofrenda de grano. Ahora, la idea de esta ofrenda es una ofrenda para traer un descanso a una relación, ya que la palabra minjáh contiene las letras de la raíz verbal de donde proviene el Nombre de xn   Noaj (Noé) que significa "descanso" (ver Gen. 5:28-29).

 

Por ejemplo cuando Jacob decide mandarle  regalos a Esaú antes de su encuentro con él, el Hebreo usa la palabra minjáh para "regalos" (Génesis 33:18). El otro ejemplo donde vemos que el regalo era enviado para apacentar la relación es cuando vemos que Israel (Jacob) manda regalos para José en Egipto porque él  había acusado a sus hermanos de ser espías, allí también el Hebreo usa la palabra minjah para  "regalo" (Génesis 43:11).  

En el libro de Levíticos vemos que cuando se habla de la ofrenda minjáh, que era una ofrenda presentada por fuego de aroma grato al Señor, que incluso era compartida con Aarón y sus hijos  eran llamadas Kodesh Kadashim, "Sumamente Sagradas." A pesar de que la ofrenda minjáh de cereal era presentada por la mañana, estaba asociada a la ofrenda del sacrificio por  la tarde cuando el pueblo se reunía. De allí que la tradición Judía le pusieran por nombre a la oración que se hace por las tardes en las Sinagogas "Oración Minjáh" como la "Oración por la tarde." De hecho en la tradición se dice que la hora de la oración Minjáh es muy apropiada para confesar los  pecados, tal como lo hiciera el mismo Esdras (Esdras 9:5). Esta oración era llevada a cabo mientras se hacía la ofrenda por la tarde, juntamente con la ofrenda de cereal y con la ofrenda de incienso y era hecha nada más y nada menos que a la hora novena, es decir las 3:00 de la tarde, nada más y nada menos que la hora en que murió Yeshua  (Mat 27:46).

 

Seguidamente vemos que el Señor no miró con agrado la ofrenda de Caín pero sí la de Abel. El Hebreo usa la palabra [vyw   va'yisha para "miró con agrado." ¿Qué significa esta palabra? Pues esta palabra contiene las letras  [vy  de la raíz verbal que significa SALVACION, de donde proviene el nombre de [wvy   Yeshua! Entonces, ¿por qué el Señor miró con agrado la ofrenda de Abel? Porque su ofrenda se convirtió en su SALVACION!

 

Sin lugar a duda el Evangelio les fue predicado a Adán y Eva, que a su vez se lo trasmitieron a sus descendientes y así sucesivamente. Por eso la Escritura dice que Yeshua es el cordero de Dios inmolado antes de la fundación del mundo (Apocalipsis 13:8).

 

 

Shabbat Shalom!

Morah Mariela Perez-Rosas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by