Antes que Cante el Gallo

 

 

Yeshua le dijo:

De cierto te digo que esta noche,

antes que el gallo cante, me negarás tres veces.

Mateo 26:34

 

Este pasaje es uno de los más tristes en el Brit Jadashah (Nuevo Pacto), la negación de Pedro. Pero también este pasaje es el más mal interpretado de todo el Brit Jadashah. Todo por el desconocimiento que tenemos de la cultura y las raíces hebreas.

 

Todos nosotros sabemos quiénes son los Sacerdotes y los Saduceos, pero pocos conocemos sobre los oficiales del Templo. Según la Enciclopedia Judía, el Templo era administrado por un consejo de 15 funcionarios asignados (oficiales) llamados  “Memunnim,” aunque Edersheim dice que eran 14:

  • El Cohen Hagadol (Sumo Sacerdote)
  • El Sagan: Sustito del Sumo Sacerdote, también conocido como Segundo Sacerdote.
  • Dos o Tres Katolikin (Tesoreros Principales)
  • Tres Gizbarim (Cajeros)
  • Siete Amarkelim (Síndicos encargados del Tesoro del Templo y de las puertas).

 

Estos 14 o 15 Memunnim (Oficiales) constituían lo que se conoce como “El Consejo del Templo,” que regulaba todo lo relacionado con los asuntos y servicios del Santuario. Sus miembros eran también llamados “los ancianos de los Sacerdotes” o “los consejeros.” Ellos no se ocupaban de cuestiones criminales, aunque parece ser tuvieron gran influencia en la condenación de Yeshua, aunque no todos estaban de acuerdo, porque a este grupo pertenecía José de Arimatea: Marcos 15:43

 

También estaban los Guardianes del Templo, compuesto por 3 Sacerdotes y 21 Levitas. Estaban divididos en 24 Mishmarot (patrullas) y eran cambiados cada semana. Se colocaba un Levita delante de que cada una de las puertas de las 5 entradas del Beit Hamikdash (Templo); 1 en cada una de las 4 esquinas dentro del recinto del Templo; 1 en cada una de las 5 puertas de los Tribunales y 1 en cada una de las 7 entradas: 1 Crónicas 9:22-30; 23:1-6

 

Los Mishmarot estaban acuartelados en el Beit Hanizoz (Portón de la Chispa) y en el Beit Hamoked (Portón del Hogar), este recinto era el más grande, tenía una cúpula, la mitad de la cámara se extendía hacia el Azarah (patio), donde había una especie de plataforma que rodeaba los Tribunales, que era considerado secular, donde había un fuego en la que los Sacerdotes podían calentar sus pies descalzos y sus manos. Aquí también podrían sentarse y descansar un rato. Por la noche los sacerdotes mayores dormían en divanes colocados en hileras de piedra en forma de gradas. Los sacerdotes más jóvenes dormían en cojines en el suelo, poniendo sus vestidos sagrados bajo la cabeza y cubriéndose con su ropa secular. Los sacerdotes mayores guardaban las llaves del Templo, poniéndolos en la noche bajo una losa de mármol en el suelo; a esta losa se ??adjuntó un anillo para levantarla. Un sacerdote vigilaba o dormía en la losa hasta que las llaves eran pedidas por el oficial de la mañana.

 

A este oficial se le llamaba “La voz del Gevini,” en otras  palabras “El cantico del gallo.” Este oficial era el encargado de abrir las puertas del Templo antes de la madrugada y gritar 3 veces con una voz muy fuerte:

  • Todos los Levitas a sus estaciones.
  • Todos los Israelitas vengan a adorar.
  • Luego repetía otra vez las dos frases.

 

 

Así es que no se trataba de ningún “gallo,” ¡Sino del Oficial encargado de abrir las puertas del Beit HaMikdash!

 

Morah Mariela Perez-Rosas

 

 

 

 

 

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by