Conflicto Arabe-Israelí

 

El conflicto Arabe-Israelí, entre las guerras en el mundo, es único. Los grandes poderes del mundo están envueltos en este conflicto, así como las Naciones Unidas. Muchas personas ignoran que este conflicto es un conflicto religioso y desconocen como se inició. Aunque nosotros como creyentes, sabemos que este pleito empezó desde Abraham. ¿Pero qué del conflicto entre Palestinos e Israelitas? ¿Cuándo empezó este conflicto?

 

Cuando la primera guerra mundial empezó en 1914, habían 85,000 Judíos viviendo en Palestina. En ese tiempo, el Imperio Otoman Turco tenía el control de Palestina y Jerusalén. Al iniciarse la guerra, los Turcos se pusieron del lado de Alemania, mientras que muchos Judíos apoyaron al gobierno Británico durante la guerra, fue por eso que el Ministro Británico A.J. Balfour prometió establecer Palestina como la nación para el pueblo Judío en lo que se conoce como la “Declaración de Balfour,” que se firmó el 2 de Noviembre de 1917. El general Británico Edmund Allenby dirigió sus tropas hacia Palestina tomando el control de Jerusalén el 11 de Diciembre del mismo año.

 

La principal obligación de Gran Bretaña de acuerdo a los términos convenidos en el Mandato era la implementación de la Declaración de Balfour, donde el gobierno Británico se comprometió a “establecer el hogar nacional para el pueblo Judío.”

 

Pero en el mes de Julio de 1922, Gran Bretaña dividió Palestina en 2 distritos administrativos, los Judíos tendrían acceso al distrito occidental solamente. Nuevamente en el año 1946 Gran Bretaña dividió Palestina creando un estado Arabe: Transjordania. El 29 de Noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas votó con 2/3 de mayoría la partición de Palestina Occidental en un estado Judío y otro Arabe (segundo estado Arabe en Palestina).

 

Los Arabes lo rechazaron. El Mufti de Jerusalén Haj Amin Al Husseini, declaró la guerra santa diciendo: “Hermanos Musulmanes, maten a los Judíos.”

 

El 14 de Mayo de 1948 Israel declaró su Independencia, al día siguiente, el 15 de Mayo los ejércitos del Líbano, Siria, Egipto e Irak invadieron el pequeño nuevo país con la intención declarada de destruirlo. El nuevo Estado Judío sobrevivió.

 

El caso de los refugiados

 

Aproximadamente 600,000 Judíos escaparon de países Arabes refugiandose en el Estado de Israel, de la misma manera que aproximadamente 720,000 Arabes persuadidos por sus dirigentes, huyeron de lo que hoy es el Estado de Israel.

 

 En 1949 Israel firmó el Tratado de Armisticio con Egipto, Siria, Líbano y Jordania. Los países Arabes no han hecho ningún esfuerzo por resolver el problema de los refugiados, por el contrario, se han esforzado por mantenerlos en los campos con la intención de usarlos para manejarlos políticamente.

 

Los países Arabes aún no han aceptado

la existencia del Estado de Israel

 

Desde los primeros meses del año 1966, los Sirios ubicados en las colinas del Golán han bombardeado indiscriminadamente cuidades Israelíes. El 18 de Mayo de 1967, Egipto expulsó las fuerzas pacificadoras de las Naciones Unidas de las fronteras de Israel. El 22 de Mayo del mismo año, Egipto cerró los Estrechos de Tirán a la navegación Israelí. El 25 de Mayo, Egipto, Siria incitan a Irak, Jordania y Arabia Saudita amover sus tropas a sus fronteras con Israel. El 26 de Mayo, Abdel Nasser, Presidente de Egipto declaró: “Nuestro objetivo es la destrucción de Israel.”

 

En Junio de 1967 Israel nuevamente es obligado a defender su existencia, en lo que se conoce como “La guerra de los seis días.” Al final de la guerra, Israel ocupa la franja de Gaza, el Desierto del Sinaí, Judea, Samaria y partes de las alturas del Golán. Pero lo más importante de todo, capturaron la cuidad de Jerusalén, incluyendo el Templo del Monte. ¡Los Judíos tomaron el control de la cuidad de David, despues de casi dos mil años!

 

Para recordar

 

La tan disputada Cisjordania estuvo desde 1948 bajo el control Jordano y no en manos de los Arabes Palestinos.

 

Resolución adoptada en la Conferencia Arabe de Khartum en Septiempre de 1967

 

No-paz con Israel

No-reconocimiento de Israel

No-negociación con Israel

Los países Arabes parecían haber cerrado la puerta a todo progreso hacia la paz.

 

Guerra Civil en Jordania en 1970

 

Desde mediados de 1968, Arafat y la OLP (Organización para la liberación de Palestina) establecieron un país en Jordania aterrorizando a sus cuidadanos y hasta pretendieron destronar al Rey Hussein. Hussein y Arafat repetidamente intentaron controlar el caos con promesas y tratados. Arafat consistentemente ingnoró y personalmente violó esos compromisos. El rey hizo el incomparable y sorprendente gesto de ofrecer formar un gobierno donde el líder de la OLP sería el Primer Ministro. Arafat rechaza la oferta. ¿Por qué? Porque entendió que ese arreglo tendría consecuencias. El estaría obligado a suspender sus operaciones terroristas en contra de Israel. Ese precio era muy alto para Arafat y siempre lo fué.

 

Octubre de 1973

 

El siguiente intento de destruír a Israel ocurrió el 6 de Octubre de 1973. Egipto y Siria lanzaron un ataque militar contra Israel. Eligieron atacar en “Yom Kippur” el día más sagrado del calendario Hebreo, en que la mayoría de los Israelitas ayunan y oran en las Sinagogas. Israel se encontró nuevamente forzado a defender su existencia. Los tres intentos importantes de destruír a Israel, 1948, 1967 y 1973, fueron acarreados por el mundo Arabe.

 

Aún a pesar de eso Israel sigue buscando la paz. Israel entrega el Desierto del Sinaí a Egipto a cambio de un tratado de paz. Un tratado de paz fue firmado entre Israel y Jordania. Israel estuvo muy cerca de firmar un acuerdo de paz con los Arabes Palestinos que hubiese producido un Estado Palestino independiente. Pero...... la visión del Medio Oriente de Arafat era uno donde Israel no existe. Eso nunca sucederá. A pesar de ello Israel siempre va a inspirar a la paz verdadera con los Arabes Palestinos.

 

Las Naciones del Mundo e Israel

 

Tristemente los medios de comunicación constantemente critican a Israel y a todo acto por parte de ellos de proteger sus fronteras. Sin saber que fue Dios quien les devolvió la tierra que les había prometido a sus padres. Que el renacimiento de Israel es algo que estaba escrito en la Tanak  (Santas Escrituras), como dijo el profeta Isaías:

 

¿Quién ha oído cosa semejante?

¿Quién ha visto jamás cosa igual?

¿Puede una nación nacer en solo un día?

¿Se dá a luz un pueblo en un momento?

Sin embargo, Sión dió a luz a sus hijos

cuando apenas comenzaban sus dolores.

Isaías 66:8

 

Muchas personas ignoran todo esto, ya sea porque no leen la Biblia o porque simplemente están convencidos de que el Señor desechó a su pueblo. Porque por siglos el pueblo Judío ha sido objeto de persecución, pareciera que Dios se olvidó de ellos, pero las palabras del Señor nunca dejarán de cumplirse y Dios no miente porque sus promesas son eternas y esto es lo que el Señor siente por su pueblo:

 

“Con amor eterno te he amado; por eso te sigo con fidelidad,

 oh virgen de Israel. Te edificaré de nuevo;

 ¡Sí serás reedificada! De nuevo tomarás panderetas

y saldrás a bailar con alegría.

Volverás a planatar viñedos en las colinas de Samaria

Y quienes los planten gozarán de sus frutos.

Vendrá un día en que los centinelas gritarán

por las colinas de Efraín:

 ¡Vengan, subamos a Sión, al monte del Señor nuestro Dios!

Así dice el Señor: Canten jubilosos en honor de Jacob;

Griten de alegría por la mejor de las naciones.

Hagan oir sus alabanzas y clamen:

¡Salva, Señor, a tu pueblo; salva al remanente de Israel!

Yo los traeré del país del Norte; los reuniré de los confines de la tierra. ¡Volverá una gran multitud! Entre ellos vendrán ciegos y cojos, embarazadas y parturientas. Entre llanto vendrán y entre consuelos los conduciré. Los guiaré a corrientes de agua por un camino llano en el que no  tropezarán.

Yo soy el Padre de Israel; mi primogénito es Efraín.

Naciones escuchen la palabra del Señor y anuncien en las costas mas lejanas: El que dispersó a Israel, lo reunirá;

Lo cuidará como un pastor a su rebaño.

Porque el Señor rescató a Jacob;

 lo redimió de una mano poderosa.”

Jeremías 31:3-11

 

El día se acerca en que el Señor juzgará al mundo y especialmente de como las naciones trataron a su pueblo, porque del Señor es la justicia y la venganza. Y como le prometió al mismo Abraham: “Bendeciré al que te bendiga, y maldeciré al que te maldiga. Y aunque sabemos que a Israel todavía le espera dificultades, sabemos que el Señor se levantará para defenderlos, porque está escrito:

 

“Esta es la plaga con la que el Señor herirá a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca. Y acontecerá en aquel día que habrá entre ellos gran pánico enviado por el Señor; y trabará cada uno la mano de su compañero,

y levantará su mano contra la mano de su compañero.”

Zacarías 14:12-13

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by