Parashá#44   Devarim “Palabras”

Toráh: Deuteronomio 1:1 – 3:22

Haftaráh: Isaías 1:1-27

Brit Jadasháh: Hechos 9:1-21

 

El último verso del libro de Números encontramos que dice:

Estos son los mandamientos y los estatutos que dio YHVH,

por medio de Moisés, a los hijos de Israel

en los campos de Moab, junto al Jordán, frente a Jericó.

Números 36:13

 

El libro de Deuteronomio empieza diciendo:

Estas son las palabras que habló Moisés a todo Israel a este lado del Jordán, en el desierto, en el Arabá, frente al Mar Rojo,

entre Parán, Tofel, Labán, Hazerot y Dizahab.

Deuteronomio 1:1

 

Encontramos una diferencia entre estos dos versos y es que mientras el último verso de Números nos habla de los mandamientos y estatutos que Yahweh le dio a Israel, es decir son Toráh (Ley) mientras que vemos que Deuteronomio usa Devarim “palabras,” plural de Davar (Str#1697). Se diferencia de los otros cuatro libros de la Toráh de manera que no recopila las palabras dictadas por YHVH directamente, sino las palabras transmitidas a través del mayor de los profetas, Moshé. Por lo tanto, este libro constituye una repetición y explicación, por medio del profeta, de la  Toráh que ya fue dictada y entregada desde el cielo. Este libro contiene historia, ley y una gran sabiduría, es poético, inspirado e inspirador. Entonces podemos decir que Deuteronomio es un Libro de Palabras. Pero sobre todo nos deja ver el gran cambio que ocurrió en la vida de Moshé: Ex 4:10 vs Deut 1:1

 

Los lugares que Moshé menciona lo hace como amonestación, es decir para que recordaran sus pecados, en otras palabras les está diciendo:

 

“Por haber pecado en el Desierto y por haber atraído la cólera divina en el valle de Moav y frente al Mar de Cañas (Suf); por haber murmurado contra YHVH en Parán y por haber hablado en términos desaprobatorios (Tófel) sobre el maná (Laván); por haber pronunciado en Jatserot críticas sobre el alimento y haber erigido antes el “becerro de oro." Lo que pudieron haber hecho en 11 días lo van a hacer en 40 años.

 

Aunque como hemos dicho que el Sefer Devarim no fue dictado por Yahweh y fue escrito por Moshé, en este Libro encontramos una revelación muy grande que le fue dado a Moshé y que fue trasmitido en Los Targumim (Paráfrasis Arameas de las Escrituras). De donde viene el concepto del “Logos” hecho carne en el Pacto Renovado (Juan 1:1-3) Cuando Juan esta declarando la pre-existencia de la “palabra” no estaba trasmitiendo ningún concepto griego, sino todo lo contrario un concepto completamente Hebraico y que en el Arameo se le conoce como “Mimra.”

 

Esta palabra, o mejor dicho el concepto de esta palabra está asociada con Yahweh y sus diferentes manifestaciones y aparece más de 596 veces en los Targums como por ejemplo:

 

Génesis 1:27, “La Mimra del Señor creó al hombre 

Génesis 16:13 “La Mimra del Señor”

Génesis 22:8 “La Mimra del Señor proveerá el cordero para el holocausto”

Génesis 28:20 “Si la Mimra del Señor me acompaña.... entonces la Mimra del Señor será mi Yahweh. ”

Génesis 15:6 “Abram creyó en la Mimra del Señor y le fue contado por justicia”

Exodos 20:1 “Y la Mimra del Señor habló todas estas palabras”

Deuteronomio 28:2 “Si ustedes aceptan la Mimra del Señor para que la Mimra del Señor sea su Yahweh, entonces se cumplirán todas estas bendiciones”

Deuteronomio 33:27   “Estos brazos son la Mimra, a traves de los cuales el mundo fue  creado”

 

Juan declara que Yeshua es la Davar de vida.  Como nos demuestran las Escrituras sabemos que la Toráh contiene las Devarim (Palabras) de Vida!  Por tanto, deberíamos ser capaces de ver que Yeshua es la Palabra  en la carne.  El propósito de la Palabra de Yahweh era asegurar vida física para aquellos quienes obedecen sus estatutos y juicios.  Igualmente, Yeshua da VIDA eterna a aquellos quienes le obedecen a Él!  ¡Él es la Palabra hecha manifiesta!  Yeshua guardó la Toráh perfectamente sin una falta.  En pocas palabras, el propósito/función fundamental de la Palabra  es dar vida física a aquellos quienes la obedecen.  Esto es, por tanto, ¡una perfecta figura de Yeshua quien da vida eterna a aquellos que le obedecen al Él! 

 

¡Shabbat Shalom!

Morah Mariela Perez-Rosas

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by