El Mesías en la Creación

 

El Apostol Pablo en un pasaje del libro de Colosenses nos habla sobre un misterio escondido : “....anunciando el misterio que se ha tenido oculto por siglos y generaciones,” (Colosenses 1:26). Sabemos que se refiere al Mesías. Debemos entender que para la nación de Israel, sobretodo en el primer siglo, la esperanza de la llegada del Mesías era algo inminente. ¿Pero cómo ellos podrían reconcer al Mesías? Pues el misterio del Mesías está estrechamente vinculado con las profecías de la Tanakh (Antiguo Pacto). Por eso es que Pedro y Juán dicen claramente:

 

“Ante todo,  tengan muy presente que

 ninguna profecía de la Escritura

 surge de la interpretación particular de nadie.

 Por que la profecía no ha tenido  su origen en la voluntad  humana, sino que los profetas hablaron de parte de Dios, impulsados por el Espíritu Santo.”

2 Pedro 1:20-21

 

“El Testimonio de Yeshua es el espíritu de la profecía.”

Apocalipsis 19:10

 

Sabemos que en el círculo Cristiano se ha podido reconocer muchas de las profecías del Antiguo Pacto. Pero vemos que Pablo habla tambien de misterios ocultos por generaciones. ¿Podría ser que Pablo se está refiriendo a las tradiciones Judías? Yo pienso que sí, porque al estudiar los escritos rabínicos encontramos pasajes o mejor dicho alusiones al Mesías que no han sido reconocidas en el círculo Cristiano, como por ejemplo las del libro de Bereshit (Génesis), conocido por los  rabinos como “El Libro de la Creación.” 

 

Cuando la Biblia dice que “el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas” (Génesis 1:2) ,como está escrito “Y reposará sobre él el Espíritu del Señor” (Isaías 11:2);  los rabinos lo encuentran como una referencia al Mesías, ellos dicen que es el Espíritu del Mesías (Midrash Bereshit Rabbah 1:2 y Yalqut, Mechiri del Salmo 139:12). Pues los rabinos no se equivocaron, por eso vemos al Mesías caminar sobre las aguas y los discípulos viéndole como un espíritu (Mateo 14:25-26).

 

Las primeras palabras de Dios en la Biblia son: “¡Que exista la luz! Y la luz llegó a existir” (Génesis 1:3). Pero si estudiamos el relato de la creación, vemos que no fué sino hasta el día cuarto que Dios creó las “dos grandes lumbreras,” el sol y la luna. Pues los rabinos encuentran tambien en este pasaje una alusión al Mesías:

 

“¿De quién es la luz que desciende sobre

 la congregación del Señor?

Y responden “Es la luz del Mesías”

(Pesikhta Rabbati 62,1).

 

“Esta es la luz del Mesías, como está

escrito en el Salmo 36:10 (9),

y en tu luz podemos ver la luz.”

Yalqut Shimoni 56

 

Y es que los rabinos piensan que hasta los nombres del Mesías han sido determinados antes de la creación. Ellos consideran que la palabra Aramea para luz “Nehora”  es uno de los nombres secretos del Mesías, por lo que está escrito en la parte Aramea del libro de Daniel:

 

“El revela lo profundo y lo escondido y sabe lo

 que se oculta en las sombras.

¡En él habita la luz!”

Daniel 2:22

 

Además de las profecías de Isaías 42:6 y 60:1-3 donde el Mesías es visto como “la luz para las naciones.” Por eso es que el Midrash (el estudio de un texto Bíblico) interpreta las palabras de Daniel mesiánicamente : “Y Nehora habita con el. Este és el Rey Mesías, como está escrito: Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado” (Isaías 60:1).

 

Y es por eso que Yeshua dijo de sí mísmo:

“Yo soy la luz del mundo. El que me sigue

 no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”

Juán 8:12

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by