Parashá#49 Ki Tetze “Cuando salgas”
Toráh: Deuteronomio 21:10 – 25:19
Haftaráh: Isaías 54:1-10
Brit Jadasháh: Mateo 5:27-30; 1 Corintios 5:1-5


Esta porción de la Toráh contiene más mandamientos que ninguna otra porción, con 74 mandamientos de los 613 (365 negativos; 248 positivos). Menciona reglas de guerra, sobre la familia, la vida, entierro de un familiar, leyes de propiedad, leyes de trabajo, transacciones económicas, etc.

 

Y si un hombre ha cometido pecado digno de muerte,
y se le ha dado muerte, y lo has colgado de un árbol,
su cuerpo no colgará del árbol toda la noche,
sino que ciertamente lo enterrarás el mismo día,
poque maldito por Elohim es el colgado,
para que no contamines la tierra que
Yahweh tu Elohim te da en heredad.
Deuteronomio 21:22-23

El primer pasaje de Deuteronomio nos deja ver claramente que “maldito” es toda persona que cuelga del madero. Y sabemos que nuestro mesías se hizo maldición por nosotros, es decir, sobre El cayo todas las maldiciones que debían de ser para nosotros por nuestro incumplimiento de la Toráh.

 

Mashiaj nos redimió de la maldición de la ley (Toráh),
habiéndose hecho maldición por nosotros
como escrito está:
MALDITO TODO EL QUE CUELGA DE UN MADERO.
Gálatas 3:13

 

¿Cuál es la maldición de la Ley?
Pero sucederá que si no obedeces a Yahweh tu Elohim,
guardando todos sus mandamientos y estatutos (Toráh)
que te ordeno hoy, vendrán sobre ti todas
estas maldiciones y te alcanzarán…..
Deuteronomio 28:13-15

 

Este pasaje de Deuteronomio nos los deja ver claramente, “maldito es todo el que no cumpla las palabras de la Toráh.” ¿Existe algún hombre o mujer que pueda cumplir a perfección toda la Toráh? Por supuesto que no! Y es por eso que la muerte de Yeshua en el madero es el castigo que merecíamos nosotros por incumplir la Toráh. Eso no significa que porque El se hizo maldición por nosotros yo ahora puedo seguir incumpliendo la Toráh. Todo lo contario, nos damos cuenta de su amor tan grande por nosotros y entendemos lo grave que es incumplir o mejor dicho serle infiel al Eterno, no cumpliendo su Pacto y sus Palabras que están estipuladas en la Toráh. Es allí cuando entendemos que si apreciamos lo que El hizo por nosotros, andaremos en obediencia: Juan 14:15, 21; Hebreos 10:26-31:

 

Porque si continuamos pecando deliberadamente
después de haber recibido el conocimiento de la verdad,
(cuál es la verdad? que Yeshua murió por nuestros pecados)
ya no queda sacrificio alguno por los pecados,
sino cierta horrenda expectación de juicio,
y la furia de UN FUEGO QUE HA DE CONSUMIR A LOS ADVERSARIOS.
Cualquiera que viola la ley de Moisés muere sin misericordia
por el testimonio de dos o tres testigos.
¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá
el que ha hollado bajo sus pies al Hijo de Elohim,
y ha tenido por inmunda la sangre del pacto por la cual fue santificado,

y ha ultrajado al Espíritu de gracia?

Pues conocemos al que dijo:
MIA ES LA VENGANZA, YO PAGARE. Y otra vez:
EL SEÑOR JUZGARA A SU PUEBLO.
¡Horrenda cosa es caer en las manos del Elohim vivo!

 

Claramente vemos que no tenemos excusa para seguir pecando. Que grave hermanos decir que ya no estamos bajo la Ley es una blasfemia y burla a las Palabras de nuestro Elohim, El no cambia, El es el mismo ayer, hoy y siempre, El no puede ser burlado. Desde el principio de la creación el problema del hombre (y lo que trajo como consecuencia la muerte) fue la desobediencia. Y es por eso que El Eterno en su amor, alguien tenía que morir para pagar el castigo de la desobediencia, es fue nuestro amado, Yeshua nuestro Mashiaj! Vamos a seguir desobedeciendo su Torah? Espero que no! ¿Tienes tú la luz de Mashiaj en ti?

Si os dicen:
“Preguntad a los encantadores y a los adivinos,
que susurran hablando”, responded:
“¿No consultará el pueblo a su Elohay?
¿Consultará a los muertos por los vivos?”
(se acuerdan quien dijo estas palabras? Mat 8:22)
¡A la ley (Toráh) y al testimonio!
Si no dicen conforme a esto,
es porque no les ha amanecido.
»Pasarán por la tierra fatigados y hambrientos,
y acontecerá que, a causa del hambre,
se enojarán y maldecirán a su rey y a su Elohay,
levantando el rostro con altivez.
Y mirarán a la tierra,
y he aquí tribulación y tinieblas,
oscuridad y angustia;
y quedarán sumidos en las tinieblas.»
Isaías 8:19-22

 

¡Shabbat Shalom!
Morah Mariela Perez-Rosas

 

 

 

 

 

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by