La Razón del Shabbat

Todos nosotros que hemos entendido que el Shabbat es el Día Santo del Padre y que fue hecho para sus hijos, guardamos y anhelamos con gozo este día. Pero el Shabbat no solo es para conectarnos con El Padre y experimentar la Vida Eterna, sino para aprender a conectarnos con nuestros hermanos en la Fe. La Dra. Hollisa Alewine enseña que El Espíritu te prueba en el Shabbat, no tu relación con El Padre, porque ya estas obedeciendo, sino tu comportamiento con tus hermanos, cuando nos reunimos como Familia de la Fe para guardar el Shabbat.

Esto quiere decir que si venimos a las Congregaciones solamente por el hecho de cumplir el mandamiento y escuchar el mensaje o la enseñanza, solo estamos tomando todo para nosotros mismos. Pero cuando yo vengo al Shabbat, bendigo a mis hermanos, traigo algo para compartir y anhelar pasar un tiempo con mis hermanos, entonces tengo el verdadero Espíritu del Eterno y el Espíritu del Shabbat.

Es por eso que los Aseret HaDevarim (10 mandamientos o palabras) unos están relacionados al Padre, mientras que los otros a los seres humanos.

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso,

no se envanece; no hace nada indebido, NO BUSCA LO SUYO, no se irrita,

no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad.
1 Corintios 13:4-6

Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Elohim,

por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a Él.

Amados, ahora somos hijos de Elohim, y aún no se ha manifestado lo que

hemos de ser; pero sabemos que cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él,

porque le veremos tal como Él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en Él,

se purifica a sí mismo, así como Él es puro.

Todo aquel que comete pecado, infringe también la Torah;

pues el pecado es infracción de la Torah. Y sabéis que Él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en Él.Todo aquel que permanece en Él, no peca;

todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido. Hijitos, nadie os engañe;

el que hace justicia es justo, como Él es justo. El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Elohim,

para deshacer las obras del diablo.Todo aquel que es nacido de Elohim,

no practica el pecado, porque la simiente de Elohim permanece en él;

y no puede pecar, porque es nacido de Elohim. En esto se manifiestan los hijos de Elohim, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia,

y que no ama a su hermano, no es de Elohim.

Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio:

Que nos amemos unos a otros.

1 Juan 3:1-11

Claramente en este pasaje Juan está conectando la obediencia de la Torah de los Mitzvot (mandamientos) con amar a los hermanos.

Así hermanos, si nosotros queremos ver la Presencia del Padre en cada Shabbat, ve no a recibir, sino a dar, al igual que Yeshua que vino a servir, a dar, porque la Luz da y no quita.

Que El Eterno cambien nuestras vidas y las intenciones del corazón, por eso que los 2 Grandes Mandamientos son amar al Padre y a tu prójimo.

¡Shabbat Shalom!
Morah Mariela Perez-Rosas

 

 

 

 

 

 

 

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by