Mes Hebreo de Av

 

El mes de Julio-Agosto equivale al quinto mes del calendario Hebreo llamado “Av.” Este mes es de mucho significado para el pueblo judío, porque marca un período de tres semanas de lamentacion y días de ayuno. Se le conoce como “iemé bein hametzarim,”  que significa “los días entre los límites.” Este nombre tiene su origen en el versículo que dice:

“Todos sus perseguidores la alcanzaron (a la cuidad de Jerusalen)

 entre los límites (bein hametzarim).”

Lamentaciones 1:3

 

Pero la raíz de la palabra “metzar” también significa “angosto, estrecho.” Los rabinos explicaron que la expresión “bein hametzarim” se refiere a los 21 días de angostura, estrechez, aflicción y sufrimiento, que se encuentran entre dos límites, es decir entre dos fechas que limitan su alegría, el 17 de Tamuz y el 9 de Av. Se dice que hay que tener grandes precauciones porque es una época en la cual el mal tiene influencia sobre el mundo. Estos tiempos están divididos en tres partes: primero, las leyes desde el 17 de Tamuz hasta el comienzo del mes de Av; segundo, desde el comienzo del mes de Av hasta la semana en la cual cae el 9 de Av; y por ultimo, las leyes de la semana del 9 de Av. Todo esto porque en estas fechas ocurrieron cosas terribles para el pueblo judío.

 

El Ayuno del 17 de Tamuz, “Shiva Asar BeTamuz,” decretado como día de duelo y ayuno público en memoria de las siguientes tragedias:

  • Se rompieron las Tablas de la Ley.
  • Fue rodeada la muralla de Jerusalén.
  • El rey Apostomus quemó la Tora.
  • Se levanto un ídolo en el Templo.
  • Se anuló el sacrificio diario.
  • Jerusalén fue caputurada por los Romanos.

 

El Ayuno del 9 del mes de Av, “Tish’a Be’Av,”  también día de duelo y ayuno público en memoria de los siguientes acontecimientos:

  • Fue decretado sobre la generación del desierto que no entrarían a la tierra prometida.
  • Fue destruido el Primer Templo.
  • Fue destruido el Segundo Templo.
  • La fortaleza de Betar sede de Bar Kojba cayó bajo los Romanos en el año 135 d.C. y se expulso a los Judíos de la tierra de Israel.
  • El Emperador Romano Adrian gobernante de Jerusalén en el año 136 d.C. estableció en Jerusalén un templo pagano y convirtió a Jerusalén en una cuidad pagana.
  • El edicto de expulsión de los judíos de Inglaterra fue firmado por el Rey Eduardo en el año 1,290 d.C.
  • Los judíos fueron expulsados de España en 1,492 d.C.
  • Colon partió al día siguiente de Tisha B’Av en su primer viaje descubridor.

 

Estos días son llamados los días de “taanit tzibur” (ayuno público). Estos días de ayuno son recordados por el profeta Zacarías:

 

“Así dice el Señor Todopoderoso:

Para Judáh, los ayunos de los meses cuartos,

quinto, séptimo y décimo,

serán motivo de gozo y de alegría,

y de animadas festividades.

Amen, pues, la verdad y la paz.”

Zacarías 8:19

 

Los rabinos enseñan que el propósito principal de las costumbres de duelo de los días de “bein hametzarim,” no es el lamento por lo ocurrido en tiempos pasados, puesto que el sufrimiento sentido en aquellos días fue suficientemente grande. El objetivo principal de estos días es inspirar a las personas a que recuerden sus malos actos y se arrepientan de ellos, entendiendo que esas acciones fueron las que provocaron todas estas tragedias. El propósito de estos días, entonces, es despertarnos de nuestro letargo, al conmover nuestros corazones hacia el arrepentimiento, recordando nuestros propios pecados así como también los de nuestros ancestros. Al recordar estos pecados, los cuales continuamos cometiendo y siguen provocando calamidades similares a aquellas que nuestro pueblo ya sufrió en el pasado, somos motivados a retornar al camino correcto de la vida, como dice la Torá:

 

“Pero si confiesan su maldad y la maldad de sus padres,

y su traición y constante rebeldía contra mi…..”

Levíticos 26:40

 

Lo triste de todo esto es que como los rabinos no reconocen a Yeshua como el Mesías, ni aceptan la expiación que él hizo por nuestros pecados derramando su sangre, ellos tienen la esperanza de que el Templo vuelva a ser reconstruido. Esto encontramos en el Talmud de Jerusalén:

 

“Toda generación en la cual el “Beit Hamikdash”

(Templo de Jerusalén)

no es reconstruido, es considerada como

si ellos mismos lo hubiesen destruido.”

Yoma 1:1

 

Increíblemente el mismo Talmud dice que la destrucción del Segundo Templo en el año 70 d.C. no fue sorpresa para los judíos ya que el mismo Talmud (Yoma 39a, b) recuerda que cuatro cosas pasaron 40 años antes de la destrucción del Templo que les anunciaba que algo malo iba a suceder:

 

  • La piedra marcada “Para el Señor,” (ver Levíticos 16:8) echada en suerte, era considerada buen augurio si caía en el lado derecho. Pero 40 años antes de la destrucción del Templo, caía del lado izquierdo. Este presagio los llenó de miedo de una inminente fatalidad.
  • El manojo o hisopo rojo atado al Templo en el Día de Expiación, dejó de volverse blanco después de que el macho cabrío era soltado en el desierto y echado al precipicio (ver Levíticos 16:10).
  • La lámpara que era usada para encender los candelabros en el Templo, no la podían encender.
  • Las puertas del Templo se abrían solas. Los rabinos presagiaron esto como un cumplimiento de la profecía de Zacarías (ver Zacarías 11:1).

 

Tristemente los rabinos no se han podido dar cuenta de que el hecho de que sucediera todo esto, nos deja ver claramente, que para Yahweh ya no eran aceptables los sacrificios de animales, por que el único y verdadero sacrificio que quita el pecado del mundo, fue el que ocurrió exactamente 40 años antes de la destrucción del Templo en el 30 d.C., la muerte del Cordero de Elohim que quita el pecado del mundo, Yeshua HaMashiaj Ve’Melej HaYehudim (Yeshua el Mesías y Rey de los Judíos)!.   

 

 

 

 

 

 

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by