El Mes Hebreo de Siván

 

 

El mes de Junio equivale al mes Hebreo de Siván. De acuerdo al calendario Bíblico, Siván es el tercer mes contando desde la salida de los Hebreos de Egipto que fue en el mes de Nisán, el primero de todos los meses. El pueblo de Israel salió de la tierra de Egipto el día 15 de Nisán para recibir la Torá en el monte Sinaí. La Biblia nos cuenta que en el primer día del tercer mes, los hijos de Israel llegaron a su destino:

 

“Los israelitas llegaron al desierto del Sinaí a los tres meses de haber salido de Egipto.

Después de partir de Refidín, se internaron en el desierto de Sinaí,

Y allí en el desierto acamparon frente al monte.”

Exodo 19:1-2

 

Allí, Dios le pidió al pueblo de Israel que cuiden su Pacto y así se convertirían en el pueblo elegido:

 

“Si ahora ustedes me son del todo obedientes, y cumplen mi Pacto,

serán mi propiedad exclusiva entre todas las naciones.

Aunque toda la tierra me pertenece, ustedes serán para mí un reino de sacerdotes y una nación santa.”

Exodo 19:5-6

 

La función que ellos tendrían que desempeñar en el futuro no sería solamente de obedecer los mandamientos, sino que eso les llevaría a ser “un reino de sacerdotes y un pueblo sagrado,” apartado para el Señor. Dios le pide a Moisés que se los comunique a los israelitas, ellos a su vez respondieron “Cumpliremos todo lo que el Señor nos ha ordenado.”(Exodo19:8)  Moisés le llevó al Señor la respuesta del pueblo y el Señor le dijo:

 

“Voy a presentarme ante ti en medio de una densa nube, para que el pueblo me oiga

hablar contigo y así tenga siempre confianza en ti...........

y que se preparen para el tercer día, porque en ese mismo día yo descenderé

sobre el monte Sinaí, a la vista de todo el pueblo.......

En la madrugada del tercer día hubo truenos y relámpagos,

y una densa nube se posó sobre el monte......

el monte estaba cubieto de humo,  porque el Señor había descendido sobre él

en medio de fuego. Era tanto el humo que salía del monte, que parecía un horno;

todo el monte se sacudía violentamente,

 y el sonido de la trompeta era cada vez más fuerte.”

Exodo 19:9-19

 

Allí, el pueblo de Israel vio y oyó, y recibió los Diez Mandamientos y toda la Torá, que el Señor había escrito para guiarlos en la vida. (Exodo 24:12) Y el Señor marcó este día con una fiesta que los israelitas debían celebrar todos los años, llamada la “Fiesta de las Semanas” “Jag Ha Shavuot” en Hebreo.

 

“Contarás siete semanas a partir del día en que comience la cosecha de trigo.

Entonces celebrarás en honor del Señor tu Dios la Fiesta Solemne de las Semanas.”

Deuteronomio 16:9-10

 

Aunque este es  el nombre más conocido de la fiesta que encontramos  en la Torá, tambien la misma Tora la menciona con otros nombres:

 

“Fiesta de la Cosecha” “Jag Hakatzir” :

La Fiesta de la Cosecha  la celebrarás cuando recojas las primicias de tu siembra.”

Exodo 23:16

 

“Dia de las Primicias” “Yom Habikurim” :

“Durante la Fiesta de las Semanas, presentarás al Señor una ofrenda de grano

nuevo en el Día de las Primicias, y celebrarás también una fiesta solemne.

Ese día nadie realizará ningún tipo de trabajo.”

Números 28:26

 

La Fiesta de Shavuot es una de las tres fiestas anuales en que todo varón tenía que presentarse en el Templo en Jerusalén. Esta fiesta está relacionada con la fiesta de la Pascua, ya que después del Shabbat (dia de reposo) de la Pascua que es la Fiesta de los Panes sin Levadura, debía de contarse siete semanas para celebrar la Fiesta de las Semanas, por eso se le conoce como Pentecostés, (que significa cincuenta) porque se celebra despues de 50 días de la Pascua.

 

Sabemos que todas las Fiestas del Señor tienen que ver con el ciclo anual del trabajo de la tierra : Pascua, con la cosecha de la cebada, Pentecostés, con la cosecha del trigo, y Tabernáculos, la finalización del ciclo anual de la cosecha de la producción del campo.

Pero estas fiestas no solamente tienen que ver con la cosecha de la tierra, sino que fueron dadas al pueblo de Israel, para que recordaran sucesos históricos que tuvieron lugar en esas fechas. La Fiesta de la Pascua, para que recordaran como el Señor los redimió de Egipto de la esclavitud, y como en Shavuot se les fue dada la Tora para enseñarles a ser un pueblo santo. Pero estas fiestas apuntaban a algo más profundo todavía, fueron dadas a Israel para que entendieran la gran redención de Dios a traves del Mesías. Y por eso para nosotros los creyentes en el Mesías son de mucha importancia. La Pascua nos recuerda el precio que costó nuestra redención y liberación del pecado, la sangre del Cordero de Dios.

Y después de haber sido lavados con la sangre del Cordero de Dios, recordamos que en Pentecostés se nos fué enviado el Espiritu Santo, en el mismo día en que el Señor bajo al Sinaí para entregar su Torá. Y es que el Señor sabe que nosotros solos no podemos obedecer la Torá, por eso se nos envió el Espíritu Santo que nos ayuda en nuestro caminar con el Señor (Ver Romanos 8:5-8).

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by