Parashá #10 – Miketz

Toráh: Génesis  41:1 – 44:17

Haftaráh: 1 Reyes 3:15-41

Brit Jadasháh: Romanos 10:1-3

 

Bereshit 41:1-14

 

  • Faraón tiene dos sueños que lo disturban
  • Ninguno de los sabios de Egipto podían interpretar el sueño
  • Un Hebreo es traído para interpretar los sueños
  • El Hebreo interpreta los sueños correctamente
  • El Hebreo es exaltado como segundo después de Faraón

 

Es fascinante ver como toda la Escritura está conectada, sobre todo entender que los sucesos de una historia Bíblica se repiten para mostrarnos una y otra vez  la inspiración profética de la Santa Palabra del Eterno porque todala Palabra es cíclica. Sabiendo eso entonces tenemos que conectar esta historia con otra de las Escrituras, es decir, ¿a dónde se repite esta historia? ¡Pues claramente en la vida de Daniel! (Daniel 2:1-49).

 

Hemos visto que la vida de Yosef es una tipología mesiánica, pero la vida de Yosef tiene algo más: Salmo 81:3-6.

Tocad la trompeta en la nueva luna, 
en el día señalado, en el día de nuestra fiesta solemne, 
 porque estatuto es de Israel, 
ordenanza del Dios de Jacob. 
 Lo constituyó como testimonio en José 
cuando salió por la tierra de Egipto.

Oí un lenguaje que no entendía: 
 «Aparté su hombro de debajo de la carga; 
sus manos fueron descargadas de los cestos.

 

Lo primero que nos habla este pasaje es del día del sonido del shofar, pero nos dice algo mas, nos habla el día de la solemnidad, entonces claramente es el dia de Yom Teruah, porque es el único rosh jodesh (nueva luna) que tiene solemnidad, pero vemos que también nos habla de Yom Sukkot, porque al decir que es luna llena sabemos que luna llena ocurre en 15 del mes hebreo, por consiguiente es la Fiesta de los Tabernáculos, pero sobretodo que lo estableció como testimonio en Yosef, haciendo que la vida de Yosef tenga que ver con Yom Teruah y Sukkot (la segunda venida de mashiaj), de allí lo profético de esta parashah de la vida de Yosef y el final de los tiempos.

 

En el relato de los sueños del Faraón, debemos analizar varias cosas. Primero es interesante que la Toráh nos diga que ninguno de los magos y sabios de Egipto pudieron interpretar los sueños de Faraón. Si nosotros entendemos que los magos y los sabios están al servicio del Faraón, indiscutiblemente se veían obligados a darle alguna respuesta a Faraón, por lo que más probable es que no es que nadie pudiera adivinar el sueño, sino que Faraón presentía que la interpretación que le daban sus magos y sabios no era la correcta o no le satisfacía la respuesta. Otra cosa que debemos notar es que Faraón en su relato del sueño a Yosef añade algo que no está en su primer relato del sueño (ver 41:21). Es probable que tanto los magos y sabios hayan podido interpretar el sueño, que habría siete años de abundancia y siete años de hambre. Recordemos que los magos de Egipto pudieron imitar a Moisés (Ex 7:10-11, 20-22). Pero lo que no pudieron dar la solución puesto que el Faraón no les relato lo del verso 21. Vemos que Yosef interpreta también que habría abundancia y hambruna, pero Yosef al escuchar el verso 21, se dio cuenta de la solución al problema, de colectar grano para los años de hambruna. Vemos que la sabiduría de Yosef va mas allá de lo que a simple vista podemos ver. El tenía una promesa, ¡sus sueños! El sabía que sus sueños por ser dos, venían de Elohim. El ve la oportunidad y se la hace saber a Faraón, al decirle que se provea de un hombre inteligente y sabio y que lo ponga sobre la tierra de Egipto (41:33), Yosef se sugiere a él mismo, sabiendo que Yahweh cumpliría su promesa. Quizás esto fue lo que le dio fortaleza a Yosef durante el tiempo que estuvo preso por algo que no había hecho: Ex 12:25; Deut 26:18; Jer 33:14; 2 Cor 1:20;  Efesios 1:13; Tito 1:2; 2 Ped 3:13

 

Vemos como la vida de Yosef da un giro inesperado. La primera vez Yosef es transportado como esclavo en una caravana de ismaelitas y madianitas. La segunda vez sería trasportado en la carroza del Faraón con todos los honores:

 

  • Exaltado de esclavo a segundo después de Faraón.
  • Se le dio vestiduras de lino.
  • Se le dio el anillo de Faraón.
  • Se le dio un collar de oro.
  • Se le paseo en el carro del Faraón.
  • Se le dio una esposa.
  • Se le cambio su nombre.

 

La historia continua.. en la siguiente parasháh..

¡Shabbat Shalom!

Morah: Mariela Perez-Rosas

 

 

 

 

 

 

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by