Parashá #6 – Toledot

Toráh: Génesis 25:19 – 28:9

Haftaráh: Malaquias 1:1 – 2:7

Brit Jadashah: Romanos 9:1-31

 

 

Esta parasháh se trata de Isaac y Rebeca y como la simiente prometida vendría de Jacob, en vez del hermano mayor, Esaú. La vida de Isaac es diferente que la vida de su padre Abraham y de su hijo Jacob. A diferencia de ellos, Isaac nunca deja la tierra prometida, tiene solo una esposa, su nombre no es cambiado y es el que vive más años: Gen 25:7; 35:28; 47:28.

Interesantemente este es el único capitulo en las Escrituras que habla sobre Isaac. Y a pesar que hemos visto que la vida de Isaac es distinta, vemos que las Escrituras al hablar de Isaac  se refieren a él como hijo de Abraham:

 

Éstos son los descendientes de Isaac hijo de Abraham:

Abraham engendró a Isaac.

Genesis 25:19

 

Como lo dice el siguiente Midrash:

R. Phinehas comentó en el nombre de R. Hoshaya:

"El Santo, Bendito sea El, dijo a nuestro Padre Abraham,

anda y traza un camino para tus hijos.

Porque tu vas a encontrar que todo lo que está

escrito en conexión con Abraham

está escrito en conexión a sus hijos."

Génesis Rabbah 40,6

 

 

Abraham e Isaac:

  • Bajo a Egipto (Gen 12:10; 26:2)
  • Grande hambruna (Gen 12:10; 26:1)
  • Los dos mintieron acerca de su esposa (Gen 12:13; 26:7)
  • Su simiente será de bendición para toda la tierra (Gen 12:3; 26:4)

 

La  Escritura nos dice que Rebeca era estéril y que Isaac suplico, el hebreo usa la palabra Atar que es suplicar y vemos que Yahweh respondió al ruego. Es interesante notar que todas las matriarcas fueron estériles: Sarah, Rebeca y Raquel (Gen 11:30; 25:21; 29:31).

De hecho encontramos otros personajes muy importantes en las Escrituras que nacieron de una mujer que la Biblia llama estéril:

  • Sansón Nazareo: Jueces 13:2-5
  • Samuel Nazareo: 1 Samuel 1:2, 11
  • Juan Nazareo: Lucas 1:5-7, 15

 

Adonay responde y Rebeca concibe mellizos, pero luego de 20 años: Gen 25:20, 26.

Creo que aquí vemos una lección para nosotros, que El Eterno responderá a  nuestros ruegos y suplicas: Hechos 1:14; Efes 6:18; Filip 4:6; 1 Tim 2:1-3

 

Es interesante notar que a Rebeca Elohim le habla primero. Esto nos dice que en materia de revelación, el hombre no es más importante que la mujer, lo que es importante es el mensaje.

 

y Yahweh le respondió:

A   Dos naciones (goyim) hay en tu seno, 
A1 Dos pueblos (leumim) divididos desde tus entrañas. 
B   Un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, y
B1 El mayor servirá al menor.

 

La Escritura nos dice que Esaú desprecio la primogenitura, debemos entender de acuerdo a la Toráh lo que Esaú está haciendo y es nada más y nada menos que despreciando a Yahweh, porque el primogénito le pertenece al Eterno: Ex 4:22; 13:2; 22:29; Num 3:41; 8:18; Deut 21:17

 

Hemos visto que los Levitas vienen a reemplazar a los primogénitos y esto es clave para entender lo que está haciendo Esaú. Primero que nada vamos a recordar un mandato de Yahweh a Abraham  (Gen 18:19; 26:5).

Y es que el derecho a la primogenitura  no solamente era que recibía doble porción sino que implicaba obligación y responsabilidad porque  debían  actuar como sacerdotes  al servicio del Eterno como representantes de su familia. Quizá ahora podamos entender la severidad de la decima plaga derramada en Egipto. Y es por eso que vemos que El Eterno desecha a Esaú y le pasa el derecho de primogénito a Jacob: Gen 35:10-12; Ex 3:6;  Lev 16:42; Deut 32:9; Sal 24:6; Isa 2:3; 14:1; 41:8; Mal 1:1-3

 

Lo mismo vemos que paso con Caín y Abel, Ismael e Isaac, Esaú y Jacob, Rubén y José (1 Crónicas 5:1), Manases y Efraím, Moisés, David, Salomón. ¿Qué nos enseña todo esto? Que el ser primogénito no te hace automáticamente justo, ¡es el hombre o la mujer con un corazón de servir al Eterno el que será elevado a la posición de primogénito o de liderazgo!1 Cor 7:19-20; Efes 1:17-18; Filip 3:13-14

 

¡Shabbat Shalom!

Morah Mariela Perez-Rosas

 

 

 

 

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by