25 de Tishrei, 5780

"Mi nombre es Yeshua" Se llamará así porque salvará a su pueblo de sus pecados. (Mateo 1:21)

Octubre 24, 2019

Bejukotai בְּחֻקֹּתַיmayo 28, 2019 | Regresar a Parashot


Toráh: Levíticos 26:3 – 27:34
Haftaráh: Jeremías 16:19 – 17:14
Brit Jadashah: Mateo 21:33-46

Parashat Bejukotai es la última parashah del Sefer Vayikra (Libro de Levítico), también conocido como Torat HaCohanim (La Ley de los Sacerdotes). Sin embargo este Libro nos enseña a nosotros a como vivir como pueblo, como Real Sacerdocio que El Eterno siempre quiso. En este Libro se nos enseña de como acercarnos al Eterno y sus Santas Convocaciones que nos hace estar en Pacto.

La porción lleva el nombre de una de las palabras Hebreas para definir algunos de los mandamientos o preceptos de la Torah: Levítico 26:3:

אִם-בְּחֻקֹּתַי תֵּלֵכוּ וְאֶת-מִצְוֺתַי תִּשְׁמְרוּ וַעֲשִׂיתֶם אֹתָם

Si anduviereis en mis DECRETOS (BEJUKOTAI) y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra, Yo daré vuestra lluvia en su tiempo, y la tierra rendirá sus productos, y el árbol del campo dará su fruto.
Vuestra trilla alcanzará a la vendimia, y la vendimia alcanzará a la sementera, y comeréis vuestro pan hasta saciaros, y habitaréis seguros en vuestra tierra….
Y pondré MI TABERNÁCULO (MISHKANI) en medio de vosotros,

y mi alma no os abominará; y Andaré entre vosotros,
y Yo seré vuestro Elohim, y vosotros seréis Mi pueblo.
Levítico 26:3-5, 11-12

En estos dos últimos capítulos se nos presenta bendiciones y maldiciones. Y como vemos, las bendiciones prometen lluvia, frutos, paz, victoria, multiplicación, la Presencia Divina y relación íntima con el Señor. La palabra JUKAH (Str#2708) ha sido traducida de muchas formas en las Escrituras, estatuto, ordenanza, promulgación, algo prescrito, costumbre, maneras, ritos y hasta tiempos. Pero lo que tiene de especial esta palabra es que se trata de algo que no se puede cambiar. Se refiere a algo que ha sido, no escrito, sino labrado en piedra, no se puede borrar o cambiar, como por ejemplo los Aseret HaDevarim (Los Diez Mandamientos):

Llamó Moisés a todo Israel y les dijo: Oye, Israel, los ESTATUTOS (JUKIM) y DECRETOS (MISHPATIM) que yo pronuncio hoy en vuestros oídos; aprendedlos, y guardadlos, para ponerlos por obra. … 
Deuteronomio 5:1

Yehudah (Judah) como Legislador de la Ley:
No será quitado el cetro de Judá, NI EL LEGISLADOR (MEJOKEK) de entre sus pies, Hasta que venga Shiloh; Y a él se congregarán los pueblos. 
Génesis 49:10

Así ha dicho YHVH: Si no permanece Mi pacto con el día y la noche, si Yo no he puesto LAS LEYES DEL CIELO Y LA TIERRA (JUKOT SHAMAYIM VA’ARETZ). 
Jeremías 33:25

!Quién diese ahora que mis palabras fuesen escritas!
!Quién diese que se ESCRIBIESEN (YUJAKU) en un libro; Que con cincel de hierro y con plomo fuesen esculpidas en piedra para siempre! 

Job 19:23-24

Como vemos, estos pasajes nos hablan de preceptos que han sido CINCELADOS, no solo en piedra, sino en los mismos cielos. Es por ello que NADIE tiene la AUTORIDAD para cambiar lo que ha sido ESCRITO. Y como El Eterno no hace acepción de personas, estos ESTATUTOS son preceptos, mandamientos para TODOS aquellos que acepten al Elohim de Israel y sean parte de su pueblo:

 הַקָּהָל חֻקָּה אַחַת לָכֶם וְלַגֵּר הַגָּר  חֻקַּת עוֹלָם
לְדֹרֹתֵיכֶם כָּכֶם כַּגֵּר יִהְיֶה לִפְנֵי יהוה

UN MISMO ESTATUTO (JUKAH AJAT) tendréis vosotros de la congregación y el EXTRANJERO que con vosotros mora; será ESTATUTO PERPETUO (JUKAT OLAM) por vuestras generaciones; como vosotros,
así será el extranjero delante de YHVH.
Números 15:15

Y vino y anunció las Buenas Nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca; porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. Así que ya NO SOIS EXTRANJEROS ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Elohim, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Yeshua el Mesías mismo. 
Efesios 2:17-20

¡Shabbat Shalom!
Morah Mariela Perez-Rosas

Ministerio "Yeshua Shemi" Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8