Como Vendría el Mesías

 

¿Cómo poder reconocer la venida de Mashiaj? En la Tanak (Biblia) encontramos un pasaje que habla de la venida del Mesías, y dice:

¡Alégrate mucho, hija de Sión! ¡Grita de alegría, hija de Jerusalén!

Mira, tu rey viene hacia tí, justo, salvador y humilde.

Viene montado en un asno, en un pollino, cría de asna.

Z'kharyah (Zacarías) 9:9

 

Esta imagen del futuro Rey ideal, Mesías, ha influenciado mucho en la tradición judía, de hecho ellos dicen que influenció la representación de Jesús en los evangelios. Y en la tradición cristiana siempre se ha interpretado este pasaje refiriéndose a la humildad de Jesús al montar en un asno. Pero en la tradición hebrea, el montar un asno no tiene nada que ver con humildad, de hecho era costumbre que los reyes montaran asnos y no caballos. Los caballos eran usados para la guerra. Como lo leemos en las Escrituras:

 

Los criados hicieron con Amnón tal como Abasalón les había ordenado.

Entonces los otros hijos del rey se levantaron y montando

 cada uno su mula, salieron huyendo.

2 Sh'muel ( Samuel) 13:29

 

¿Qué vas a hacer con todo esto? —Le preguntó el rey.

—Los asnos son para que monte la familia de su majestad,

el pan y la fruta son para que coman los soldados,

y el vino es para que beban los que desfallecen en el desierto.

2 Sh'muel (Samuel) 16:2

 

 David ordenó: —Llamen al sacerdote Sadoc,

 al profeta Natán y a Benaías hijo de Joyadá.

Cuando los tres se presentaron ante el rey, éste les dijo:

—Tomen con ustedes a los funcionarios de la corte,

monten a mi hijo Salomón en mi propia mula, y llévenlo a Guijón

para que el sacerdote Sadoc y el profeta Natán lo únjan como rey de Israel.

Toquen luego el shofar (trompeta), y griten:

"¡Viva el rey Salomón!"

1 M'lakhim (Reyes) 1:32-34

 

Nosotros sabemos que  el pasaje de Zacarías  tuvo su cumplimiento cuando Yeshua entro a Jerusalén, pero quizás no nos habíamos dado cuenta que la gente allí lo estaba recibiendo como su rey, por eso es que tendían sus mantos sobre el camino y otros cortaban ramas de los árboles y las esparcían en el camino (Mateo 21:8).

 

¿Pero cómo es interpretado este pasaje en la tradición judía? Pues ellos van más allá de una interpretación literal, ésto es lo que encontramos en los comentarios talmúdicos rabínicos:

 

Al describir el advenimiento de Mashiaj ( Mesías), el profeta dice:

"El será manso y montando un asno."

Pirkei D'Rav Eliezer dice que éste es el mísmo asno mencionado por Moisés,

como está escrito: "Y Moisés tomó a su mujer y sus hijos y los monto en un asno"

(Exodo 4:20), y es el mísmo asno usado por Abraham:

"y ensilló su asno" (Génesis 22:3) —para preparar la akedah

 (la atadura de Isaac en el altar).

¿Qué tan importante es el hecho de que Mashiaj  monte en un asno?

¿Acaso importa como Mashiaj vendrá?

¿Y que importancia tiene  a quién pertenece el asno?

Obviamente como lo ven nuestros sabios, hay algo más que el mísmo animal físico.

En este estudio comparativo, vemos que Abraham, Moisés y  Mashiaj  son una continuación de un tema central. Abraham empezó los 2,000 años del período de la Torá (Avodah Zorah 9a). El Talmud indica que el mundo existirá por 6,000 años.

Los primeros 2,000 años fueron el período desierto; los segundos 2,000 años se dedican a la Torá; y los 2,000 años últimos son la era mesiánica.

 

Moisés recibió la Torá en el Sinaí y se la trasmitió a la Kehilah Yisrael (congregación de Israel) (nota: la palabra iglesia viene de la palabra griega ekklesia, que a su vez viene de la palabra hebrea kahal). Aunque el verso que Moisés puso a su familia en el asno ocurriera antes de Mattan-Torah (Revelación en  Sinaí) (nota: la palabra hebrea "mattan" significa regalo), está relacionado con el éxodo de Egipto,

que fue un preludio a la revelación en Sinaí, así como Dios le dijo a Moisés:

"Cuando hayas sacado de Egipto a mi pueblo,

 todos ustedes me rendirán culto en esta montaña" (Exodo 3:12).

La meta de la revelación en Sinaí será revelada a través de Mashiaj,

 (nota: esta es la misma frase que usó Pablo cuando dijo en Romanos 10:4,

 "el propósito de la ley es Mashiaj" (Cristo); aunque en las Biblias dice fin, la palabra griega usada como fin es "telos" que significa meta ó  propósito).

Encontramos sin embargo una distinción en el uso del asno por Abraham,

 Moisés y Mashiaj. Abraham utilizó el asno para llevar la madera y el cuchillo

 para la akedah, mientras que él y sus criados fueron a pie.

 Solamente la madera y el cuchillo colocó en el asno.

 

Referente a Moisés la Torá dice que puso a su esposa e hijos en el asno.

La esposa y los hijos son obviamente más cercanos a una persona que la

 madera y un cuchillo. Una esposa es compañera del marido,

 incluso ella es considerada como su propio cuerpo.

Un hijo es el muslo de su padre, la parte más baja del cuerpo de una persona.

 

Con referente a Mashiaj, él mismo montará el asno.

Al parecer, este asno refiere a una dimensión espiritual más alta

que al mismo simple animal. El propósito de usar y de montar un asno

es permitir a la persona y a sus pertenencias alcanzar tal lugar que

—debido a su altura o distancia— sería inalcanzable sin el asno.

De igual manera en el acto espiritual de "montar un asno."

 Porque la palabra rAmx jamor (asno)

 está vinculada a la palabra rmx jomer (materialismo).

 Por eso el propósito del judío y cualquier

ser humano es depurar el cuerpo, la vida  y el hogar,

ordinario de este mundo materialista, a través del estudio de la Torá

y la observancia de los mandamientos.

Al hacer ésto  uno es elevado a tal nivel,

 que el alma por sí sola no podría lograr.

Así cada uno, Abraham, Moisés y Mashiaj, nos dieron el ejemplo

de como depurar la vida física y elevarla a una vida espiritual.

Por eso Mashiaj permitirá que cada uno pueda alcanzar el pico más alto de refinamiento, subyugando el materialismo a la sabiduría y voluntad Divina.

Por eso, el asno, es una alusión a los aspectos físicos del mundo,

que será realmente elevado y purificado a través de Mashiaj y sus enseñanzas.

 

Lo que más me impacto de este comentario es el hecho de que el Talmud mismo reconoce que el mundo existirá por seís mil años, que los dos mil primeros años fueron el período desierto, los siguientes dos mil el período de la Torá sin Mashiaj y que los dos mil últimos son la era mesiánica. Aunque todavía no estamos en la era mesiánica verdadera, si hace dos mil años que vino Mashiaj, cosa que ellos hasta ahora, tristemente,  no han podido reconocer.

 

Es interesante como el estudio de una palabra hebrea puede llevarnos a un estudio más profundo de lo que podemos ver en una simple traducción. Este estudio tiene mucha razón al decir que solo a través de Mashiaj podemos llegar al punto en que nuestro espíritu se conecta con nuestro Creador. Ya que nuestro Mesías no sólo ha elevado nuestras vidas con sus enseñanzas, sino que nos ha purificado con su propia sangre.

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by