16 de Av, 5779

"Mi nombre es Yeshua" Se llamará así porque salvará a su pueblo de sus pecados. (Mateo 1:21)

Agosto 17, 2019

Devarim דְּבָרִיםagosto 12, 2019 | Regresar a Parashot


Sefer Devarim empieza con las palabras de Mosheh recordando el Camino de Israel. Lo primero que va a traer a memoria es el pecado de los espías, pero también indirectamente su caída en el episodio de la Roca, es como que Moshe les está diciendo: “El episodio de la Roca fue mi culpa, pero lo de los espías fue culpa de ustedes.» 

El Sefer Devarim es distinto a los demás libros del Jumash (Pentateuco). Se diferencia de los otros cuatro libros de la Toráh de manera que no recopila las palabras dictadas por Yahweh directamente, sino las palabras transmitidas a través del mayor de los profetas, Moshéh. Por lo tanto, este libro constituye una repetición y explicación, por medio del profeta, de la  Toráh, contiene historia, profecía, ley y una gran sabiduría, es poético, inspirado e inspirador, algo que hace honor al nombre del libro “devarim,” porque Deuteronomio es un Libro de Palabras. Pero sobre todo nos deja ver el gran cambio que ocurrió en la vida de Moshéh:

Entonces Moisés dijo al Señor: Por favor, Señor, nunca he sido hombre elocuente, ni ayer ni en tiempos pasados, ni aun después de que has hablado a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua.
Éxodo 4:10

Sefer Devarim también se le conoce como משני תורה Mishnei Torah (Segunda Torah o repetición de la Torah). Pero los rabinos también lo conocen con otro nombre, מפי עצמו Mipi Atzmo (por su propia cuenta). En otras palabras que Mosheh escribió Devarim por su propia cuenta. Pero a pesar de ello, los sabios dicen que no podemos decir que Devarim son las palabras de Mosheh en sentido literal. Ya que Mosheh no pudo haber escrito este libro por su propia cuenta, ya que ellos entienden que:

Ningún profeta puede hablar en el Nombre del Eterno, si no lo escucho de Él.
(Shabbat 104ª)

Este pensamiento también lo encontramos en el Brit Jadashah en las palabras de Shimon (Pedro):

Pero ante todo sabed esto, que ninguna profecía de la Escritura es asunto de INTERPRETACIÓN PERSONAL,  porque la profecía nunca fue traída por voluntad humana, sino que los hombres hablaron de parte de Elohim
siendo guiados por el Espíritu Santo.
2 Pedro 1:20-21

Y esto es algo que muy pocos entienden, esta de moda decir: «El Señor me dijo… esto va a suceder..» porque muchos se creen hoy profetas y dicen hablar de parte del Eterno, sin entender que las palabras proféticas ya fueron escritas:

Porque todos los profetas y la Torah (ley) profetizaron hasta Juan.
Mateo 11:13

Pero también tenemos el problema de la INTERPRETACIÓN, sobre todo cuando se trata de INTERPRETAR una de las Meshalim (Parábolas) de Yeshua. Y es que existe y ha existido siempre una tendencia de «ALEGORIZAR,» las parábolas. Pastores y maestros le han cambiado el verdadero significado de una parábola para promover su doctrina. Lo mismo sucede con la profecía, se enseña algo profético sin el conocimiento de las Escrituras, pero sobre todo sin el conocimiento de la mentalidad Judía del Primer Siglo. De esta forma oscurecen el mensaje profético y la verdadera enseñanza de Yeshua.

El día de hoy esta sucediendo exactamente esto, enseñanzas basadas en doctrinas ajenas al Judaísmo del Primer Siglo, porque no quieren saber nada del Judaísmo y sus tradiciones.
Estas personas no entienden que el Judaísmo es una fe milenaria que fue trasmitida de generación en generación. Los creyentes se han olvidado que tanto Yeshua como todos los apóstoles eran Judíos, que enseñaban de acuerdo a su fe, tradiciones, dichos y costumbres.
Hasta Rav Shaul (Pablo), que supuestamente las personas creen que rechazo todas sus tradiciones, nos exhorta a mantenerlas:

Os alabo porque en todo os acordáis de mí y guardáis las TRADICIONES
con firmeza, tal como yo os las entregué.
1 Corintios 11:2

Así que, hermanos, estad firmes y conservad las TRADICIONES 
que os fueron enseñadas, ya de palabra, ya por carta nuestra.
2 Tesalonicenses 2:15

Yo personalmente, como maestra, debo decir que el conocimiento que tengo en lo que enseño no es mio, sino por haber estudiado Judaísmo. Aprendí de los rabinos y eso me abrió el entendimiento de las Palabras de la Torah, las Escrituras y sobre todo del Brit Jadashah.

¡Ay de los sabios a sus propios ojos e inteligentes ante sí mismos!
Isaías 5:21

Es el Todopoderoso; no le podemos alcanzar;
El es grande en poder, y no pervertirá el juicio ni la abundante justicia.

Por eso le temen los hombres;
El no estima a ninguno que se cree sabio de corazón.
Job 37:23-24

Shabbat Shalom!
Morah Mariela Perez-Rosas

Ministerio "Yeshua Shemi" Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8