17 de Elul, 5779

"Mi nombre es Yeshua" Se llamará así porque salvará a su pueblo de sus pecados. (Mateo 1:21)

Septiembre 17, 2019

Jukat חֻקַּתjulio 11, 2019 | Regresar a Parashot


Torah: Números 19:1-22:1
Haftaráh: Jueces 11:1-33
Brit Jadashah: Hebreos 9:11-28; Juan 3:10-21

Parashat Jukat una de las porciones más mesiánicas que tiene la Torah porque habla de 3 tipologías diferentes sobre la obra redentora de Mashiaj: Parah adumah (vaca roja), El agua de la Peña y la Serpiente de Bronce.

El  episodio del agua de la peña es muy doloroso, sobre todo si entendemos que Israel está ya frente a la tierra y ni Miryam, ni Mosheh ni Aarón pudieron entrar. Como seres humanos nos podemos imaginar la frustración que sentían Mosheh y Aarón, sobre todo después del episodio de Koraj, los Rubenitas y el pueblo. Tal vez eso fue lo que causo en Mosheh no escuchara que El Eterno le estaba diciendo “háblale a la Roca y no golpearla.” Eso lo podemos ver claramente es sus propias palabras:

Y Moisés y Aarón reunieron al pueblo ante la peña. Y él les dijo:
Oíd, ahora, rebeldes. ¿Sacaremos agua de esta peña para vosotros? 
Números 20:10

Nosotros ya sabemos que Yeshua es esa Piedra, y las dos veces del agua de la piedra, nos muestra las dos venidas de Mashiaj, la primera como Mashiaj Ben Yosef (donde fue golpeado)
y la segunda como Mashiaj Ben David que viene a gobernar, por ello es que Mosheh tenía que hablarle y no golpearla.

Pero también hay algo que es muy importante que conozcamos, y es el hecho que según los rabinos este episodio de la Roca sucede después de la muerte de Miryam, y aquí es muy interesante conocer como interpretan los sabios la Torah y sobre los midrashim.  Ellos ven una yuxtaposición (poner algo después de algo) de que la muerte de Miryam dio lugar a la escasez de agua. De hecho la roca es vista también como un pozo de agua:

Y de allí continuaron hasta Beer; este es el POZO donde el Señor le dijo a Moisés:
Reúne al pueblo y les daré agua.Entonces cantó Israel este cántico:
¡Sube, oh pozo! A ella cantad.
Números 21:16-17

Como vemos dice “a ella cantad.” A este pozo en el Judaísmo se le conoce como Beer Miryam (pozo de Miryam). Miryam es considerada como “la salvadora de Israel,” porque según ellos por el mérito de ella, «un pozo milagroso, como una roca» de la que fluía agua dulce siguió a Israel por toda su caminata en el desierto, pero cuando ella murió dejo de dar aguas. Así que mientras ella viviera, el pozo era una fuente de agua viva, de fuerza y sustento para el pueblo.  Sin embargo, se secó después de su muerte.

Rav Shaul conocía este Midrash, pero él lo aplica a Mashiaj, que casualidad que Miryam también es el nombre de la madre de Yeshua:

Y todos bebieron la misma bebida espiritual, porque bebían de una ROCA ESPIRITUAL QUE LOS SEGUÍA; y la ROCA ERA MASHIAJ. 
1 Corintios 10:4

Hay un pasaje en las Escrituras que me hizo pensar en el encuentro con Yeshua y la mujer Samaritana. Sabemos que ese encuentro ocurre en un pozo y Yeshua le ofrece AGUAS VIVAS. Pero también en este encuentro Yeshua dice la frase: “La Salvación es de los Judíos.”

Recordemos que los Samaritanos no eran gente del pueblo de Israel, aunque por vivir allí ya habían adoptado algo del Judaísmo, tanto así que reconocían a Jacob como su padre (Juan 4:12). Pero no reconocían a Jerusalén como el lugar de adoración, algo que hasta ahora mantienen. Pues creo que las palabras de Yeshua están relacionadas al siguiente pasaje en Isaías:

שִׁמְעוּ-זֹאת בֵּית-יַעֲקֹב הַנִּקְרָאִים בְּשֵׁם יִשְׂרָאֵל וּמִמֵּי יְהוּדָה יָצָאוּ הַנִּשְׁבָּעִים בְּשֵׁם יהוה וּבֵאלֹהֵי יִשְׂרָאֵל יַזְכִּירוּ–לֹא בֶאֱמֶת וְלֹא בִצְדָקָה

Oíd esto, CASA DE JACOB, los que LLEVÁIS EL NOMBRE DE ISRAEL Y DE LAS AGUAS DE YEHUDAH SALISTEIS (U’MIMEI YEHUDAH YATZAU),
los que juráis por el Nombre del Señor y hacéis mención del Elohim de Israel, pero no en VERDAD ni en JUSTICIA…
Isaías 48:1

¡Esto es increíble! Tal vez Yeshua está pensando en este pasaje, ya que los Samaritanos se decían ser hijos de Jacob/Israel, pero tenían odio contra los Judíos. Yeshua les dice que
LA SALVACIÓN ES DE LOS JUDÍOS, es decir, si eres Israel en un sentido también perteneces a Judá, ya que para esa época a todas las tribus se les conocía como Judíos.

Lo mismo sucede el día de hoy, muchos dicen SER ISRAEL, pero no quieren tener nada que ver con LOS JUDÍOS. Esto no significa que yo me tengo que hacer Judío, pero hasta que no nos veamos en unidad como un solo pueblo seguimos levantando las paredes de división que por la fe en Mashiaj fueron derribadas. Muchos de nosotros salimos de Yehudah, porque nuestros ancestros fueron los Judíos que salieron de España con Colon por la Inquisición.
Por nuestra sangre corre la sangre Judía, y esa sangre es la que clama y levanta la voz en contra de cualquier acto anti-semita. Nos conmueve hasta las entrañas todo lo que se le hizo al pueblo Judío por siglos y en el nombre del cristianismo-católico. Y no estamos dispuestos a que esto continúe y no callaremos.  No interesa si estoy de acuerdo o no con todo lo que enseñan, hay que saber escoger lo bueno y desechar lo malo. No es casualidad que Isaías termina su profecía con las palabras:

SALID DE BABILONIA, huid de los caldeos; con voz de júbilo anunciad, proclamad esto, publicadlo hasta los confines de la tierra;
decid: El Señor ha redimido a su siervo Jacob.
No padecieron sed cuando El los condujo por los desiertos;
HIZO QUE BROTARA AGUA DE LA ROCA PARA ELLOS,
partió la peña, y las aguas corrieron.
No hay paz para los malvados —dice el Señor.

Isaías 48:20-22

¡Shabbat Shalom!
Morah Mariela Perez-Rosas

Ministerio "Yeshua Shemi" Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8