20 de Iyyar, 5779

"Mi nombre es Yeshua" Se llamará así porque salvará a su pueblo de sus pecados. (Mateo 1:21)

Mayo 25, 2019

La Torah y los Cinco Ministeriosabril 30, 2019 | Regresar a Artículos


El que descendió es el mismo que ascendió por encima de todos los cielos,
para llenar todas las cosas. Él mismo constituyó a unos, apóstoles;
a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros,
a fin de capacitar al pueblo de Elohim para la obra de servicio,
para edificar el cuerpo de Mashiaj.
Efesios 4:10-12

Siempre se ha enseñado este pasaje que estos «cinco ministerios» son separados, es decir unos son Apóstoles, otros son profetas, etc. La realidad es que estos cinco son un EJAD (UNO, UNIDAD). Primero que nada, es necesario aclarar la palabra que se ha traducido como “UNOS” en el Griego es el artículo Ha (Str#3588), que al igual que en el Hebreo este artículo se traduce según la palabra que le sigue, es decir puede ser “el, la, los, las, ese, este.”

La realidad es que cuando alguien ha sido llamado por El Eterno para cumplir una labor, esa labor siempre va a estar relacionada a «Su Palabra.» Así, si eres PASTOR tu responsabilidad es enseñar SU PALABRA, es decir eres un MAESTRO, eres un EVANGELISTA, porque enseñas las Buenas Nuevas y cumples un ROL PROFÉTICO. De la misma forma un MAESTRO es un EVANGELISTA, cumple un ROL PROFÉTICO porque ha sido enviado como SHALIAJ (APÓSTOL) por el Padre para enseñar SU PALABRA y al hacerlo, también es PASTOR porque las personas (ovejas) buscan su consejo y enseñanza. Así, los Cinco Ministerios son UNO SOLO, es decir son cinco pero están en UNIDAD, al igual que la TORAH que son Cinco Libros (Jumash) sin embargo es una sola Torah.

Cuando me puse analizar el orden de cada libro de la Torah, me di cuenta que estaba en el mismo orden que describe el libro de Efesios.

BERESHIT (Génesis) está relacionado al primero que se menciona, APÓSTOL. De hecho después de la caída del hombre, tanto Adán y Eva fueron enviados como Apóstoles a sembrar la tierra, con LA SEMILLA que es LA PALABRA (Lucas 8:11):

 וַיְשַׁלְּחֵהוּ יהוה אֱלֹהִים מִגַּן-עֵדֶן–לַעֲבֹד אֶת-הָאֲדָמָה אֲשֶׁר לֻקַּח מִשָּׁם

Y YHVH Elohim los ENVIÓ (YESHALEJEHU) del huerto del Edén,
para que labrara la tierra de la cual fue tomado.
Génesis 3:23

SHEMOT (Éxodo) está relacionado al PROFETA, y es exactamente lo que vemos en el libro de Éxodo, se nos presenta la historia del mayor profeta de todos los profetas, Moisés, pero no solo el, Aarón también es presentado como profeta:

Desde entonces no ha vuelto a surgir en Israel un PROFETA como Moisés,
a quien el Señor conocía cara a cara. 
Deuteronomio 34:10

Entonces el Señor dijo a Moisés: Mira, yo te hago como Elohim para Faraón,
y tu hermano Aarón será tu PROFETA.
Éxodo 7:1

VAYIKRA (Levítico) que trata de los Levitas, está relacionado a los EVANGELISTAS, porque eran ellos los encargados de enseñar la Torah al pueblo de Israel, de ser los embajadores y representantes de lo que es el EVANGELIO, la muerte, entierro y resurrección del Mesías. Es por eso que ellos eran los encargados de los sacrificios, tipología del Evangelio en la sangre del Mashiaj. Y además porque servían en todos los JAGIM (Fiestas) que están relacionadas a las BUENAS NUEVAS, al EVANGELIO, porque las Fiestas representan la obra redentora del Mashiaj, y es el Sefer Vayikra el que nos enseña las Fiestas (Levítico 23).

 הִנֵּה עַל-הֶהָרִים רַגְלֵי מְבַשֵּׂר מַשְׁמִיעַ שָׁלוֹם–חָגִּי יְהוּדָה חַגַּיִךְ

He aquí sobre los montes los pies que trae BUENAS NUEVAS (MEVASER),
del que anuncia (MASHMIA: ESCUCHA, OBEDECE) la paz
(en el Hebreo dice: SHALOM JAGI, mis Fiestas de paz).
Celebra tus FIESTAS (JAGI), Yehudáh…
Nahum 1:15a

BEMIDBAR (Números), está relacionado los PASTORES,  porque el Libro de Números nos enseña sobre el orden de las Tribus y el liderazgo de cada tribu y nos presenta a Israel como ovejas de un rebaño:

Entonces Moisés habló al SEÑOR, diciendo:
Ponga el SEÑOR, Elohim de los espíritus de toda carne,
UN HOMBRE SOBRE LA CONGREGACIÓN (PASTOR), que salga y entre

delante de ellos, y que los haga salir y entrar a fin de que la
Congregación del SEÑOR no sea como ovejas que no tienen PASTOR (ROEH).
Números 27:15-17

Y por último el Sefer DEVARIM (Deuteronomio) está relacionado a los MAESTROS. ¿Por qué? Primero que nada recordemos que el Libro de Deuteronomio nos enseña la Torah por la boca de Mosheh, es decir el Maestro de Maestros. Este es el tema que más trata Moisés en su Libro, la enseñanza de un MAESTRO:

Ahora pues, oh Israel, escucha los estatutos y los decretos
que yo os ENSEÑO (MELAMED) para que los ejecutéis, a fin de que viváis y entréis a tomar posesión de la tierra que el SEÑOR,
El Elohim de vuestros padres, os da.
Deuteronomio 4:1

Y el SEÑOR me ordenó en aquella ocasión que os ENSEÑARA (LELAMED)
estatutos y decretos, a fin de que los cumplierais en la tierra

a la cual vais a entrar para poseerla.
Deuteronomio 4:14

¿Creen que todo esto es casualidad? ¡Por supuesto que no! La Torah es un tejido, esta todo relacionado en contexto a TODA LA ESCRITURA, es decir desde Génesis hasta Apocalipsis. Es por eso que toda persona que ha sido llamada por El Eterno para enseñar Su Palabra ha sido enviada como un SHALIAJ (APÓSTOL), para cumplir un propósito y es enseñar la Torah al pueblo, ser un MAESTRO, un PASTOR, un EVANGELISTA, un PROFETA, porque la labor del profeta era enseñar y hacer que el pueblo se arrepienta para que regrese al Pacto:

No seáis como vuestros padres, a quienes los antiguos PROFETAS
proclamaron, diciendo: “Así dice el SEÑOR de los ejércitos:
‘Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras.»
Pero no me escucharon ni me hicieron caso’ —declara el SEÑOR.
Zacarías 1:4

Así, de la misma manera que la Torah es una, la persona que enseña la unidad de las Escrituras, la que no hace separación de lo que se conoce como Antiguo Pacto y Nuevo, aunque de antiguo no tiene nada ya que está vigente, esa persona cumple la unidad de los cinco ministerios, es un Apóstol, es un Profeta, es un Evangelista, es un Pastor y por supuesto es un Maestro. Una responsabilidad muy grande, porque si cambiamos lo que está Escrito estamos cambiando las Palabras del Eterno y de eso tendremos que dar cuentas. Por eso no cualquiera puede escoger ser maestro, es un llamado que viene del Eterno, y cuanto mayor es el llamado, mayor es la responsabilidad y seremos tratados con más dureza. Ya que a quien más se le da, más se le requiere (Lucas 8:17-18).

Ministerio "Yeshua Shemi" Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8