El Misterio de los Tres Días

 

 

Toda persona que haya leído el Nuevo Pacto se ha dado cuenta que toda la vida de Yeshua estaba predestinada y por eso vemos que constantemente se usa el término:"Todo esto aconteció para que se cumpliera lo que dijo el Señor por medio del profeta..." o "para que se cumpliese lo que dice la Escritura de El..."  Algo que ciertamente nosotros mismos podemos comprobar al ir a los pasajes de las Escrituras. Pero hay un pasaje que siempre me intrigó muchísimo y que no lo podemos encontrar en el Primer Pacto (lo que conocemos como Antiguo Testamento) y es el siguiente pasaje:

 

Primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí:

"Que el Mesías  murió por nuestros pecados,

 conforme a las Escrituras;

que fue sepultado y que resucitó al tercer día,

 conforme a las Escrituras."

1 Corintios 15:3-5

 

Ciertamente la predicción de la muerte del Mesías sí la podemos encontrar en las Escrituras, pero ¿que el Mesías tenía que resucitar al tercer día conforme a las Escrituras? Aunque algunos teólogos han aplicado el pasaje del Salmo 16:10 que dice: "porque no dejarás mi alma en el seol,  ni permitirás que tu santo vea corrupción," que si podemos aplicarlo al Mesías, sin embargo no dice nada sobre que tenía que resucitar al tercer día. Como no encontré ningún pasaje específico sobre la resurección del Mesías al tercer día, decidí investigar y hacer un estudio sobre este tema.

 

Me sorprendí muchísimo al encontrar que la Bibla esta llena del tema del tercer día y sobretodo encontramos que los acontecimientos más importantes de la historia de la nación de Israel pasaron en el tercer día, como por ejemplo:

 

"Al tercer día alzó Abraham sus ojos y vio de lejos el lugar."

Bereshit (Génesis) 22:4

 

" Al tercer día José les dijo:

Yo soy un hombre temeroso de Dios.

Hagan lo siguiente y salvarán su vida."

Bereshit (Génesis) 42:18

 

"...El, Señor  Dios de los hebreos, ha venido a nuestro encuentro.

Déjanos hacer un viaje de tres días al desierto,

 para ofrecerle sacrificios al Señor  nuestro Dios."

Shemot (Exodo) 3:18

 

"...y durante tres días todo Egipto quedó

envuelto en densas tinieblas."

Shemot (Exodo) 10:22

 

...."y los israelitas anduvieron tres días por

el desierto sin hallar agua."

Shemot (Exodo) 15:22

 

"... y estén preparados para el tercer día,

 porque al tercer día el Señor descenderá a la

 vista de todo el pueblo sobre el monte Sinaí."

Shemot (Exodo) 19:11

 

"Cuando ofrezcas un sacrificio de ofrenda de paz al Señor...

...Si se come al tercer día, será abominación; no será aceptado."

Vayikra (Levíticos) 19:5-7

 

"Vayan por todo el campamento y díganle

 al pueblo que prepare provisiones,

porque dentro de tres días cruzará

el río Jordán para tomar posesión

del territorio que Dios el Señor les dá como herencia."

Yehoshuah (Josué) 1:11

 

"...He escuchado tu oración y he visto tus lágrimas.

Voy a sanarte, y en tres días podrás subir al templo del Señor."

2 Malajim (Reyes) 20:5

 

"Al tercer día, Ester se puso sus vestiduras

 reales y fue a pararse..."

Ester 5:1

 

"Después de dos días nos hará revivir,
    al tercer día nos levantará,   y viviremos delante de El."

Hoshea (Oseas) 6:2

 

Por supuesto que encontramos muchos otros pasajes sobre el tercer día en toda la Biblia incluyendo en el Nuevo Pacto. Ahora es necesario que entendamos que todos estos pasajes los vamos a poder entender cuando aplicamos la interpretación por el sistema de tipología. Y aunque parecen estar ocultos a primera vista los vamos a poder encontrar como buscando un tesoro que ha sido escondido, en otras palabras "escudriñando las Escrituras." Cuando hablamos de tipología estamos hablando de algo que representa un modelo o un ejemplo, como la mayoría de las profecías que apuntan al Mesías. Una de las más claras que podemos ver es la que el Señor le dice a Moisés: Procura que todo esto sea una réplica exacta de lo que se te mostró en el monte (Exodo 25:40).

 

Como siempre es necesario conocer la mentalidad hebráica sobre el tema de los tres días. Interesantemente, los sabios de Israel reconocían que los grandes actos de liberación y manifestación de Dios ocurren en el tercer día, incluso "tercer día" era un modismo judío que indicaba "el día de salvación," "el día de la resurección" "el último día al final de los tiempos."

 

Ahora, a nosotros nos toca estudiar estos pasajes a la luz de la interpretación hebraica. En el pasaje de Abraham que dice que vio el "lugar" en el tercer día, tenemos que entender la palabra hebrea para lugar, que es la palabra ~wqm Maqom esta palabra es un sinónimo de Dios (ver el artículo "La Letra Mem del Mesías"). Por otro lado vemos que José dice en el tercer día hacer algo para vivir. Luego vemos que ir a ofrecer ofrendas a Dios es un camino de tres días. Resumiendo vemos que tres días nos habla de oscuridad, redención, sanidad, y que al tercer día nos pararemos delante de Dios, seremos aceptados o no, para poder entrar al Templo de Dios, porque el tercer día como dice Oseas nos levantará (resurección) para estar en su presencia o para ir a la oscuridad.

 

Y es por todos estos pasajes que el tema del tercer día al tener que ver con la redención, tiene que ver con la era mesiánica, que sería el tercer día de acuerdo a Oseas, es decir despues de los dos mil años de la primera venida del Mesías. ¿Como sabemos eso? Porque  para el Señor un día es como mil años y mil años como un día (2 Pedro 3:8).

 

 

 

                      1er día   2do día   3er día   4to día   5to día   6to día 7mo día (Reposo)

                         /------------/----------/---------/---------/----------/-----------/

                        1           1000      2000     3000      4000     5000        6000 (años)

 

 

Por eso es que nuestro Mesías dijo que la única señal que sería dada era la señal de Jonás (aunque esta señal tiene algo mas profundo que estaremos enseñando en el próximo estudio), que al tercer día resucitaría de los muertos, pero no solamente El, sino tambien nosotros así como El, resucitaremos al tercer día.

 

"Lo cierto es que el Mesías ha sido levantado de

 entre los muertos, como primicias de los que murieron.

De hecho, ya que la muerte vino por medio de un hombre,

también por medio de un hombre viene

 la resurrección de los muertos.

Pues así como en Adán todos mueren,

 también en el Mesías todos volverán a vivir,

pero cada uno en su debido orden: el Mesías, las primicias; después,

cuando él venga, los que le pertenecen.

 Entonces vendrá el fin, cuando él entregue el reino a Dios el Padre,

luego de destruir todo dominio, autoridad y poder.

1 Corintios 15:20-24

 

 

Ademas de todo esto, hubo un descubrimiento muy grande en Israel en Julio del 2008, aunque una persona lo había tenido en su poder por más de una década, no fue sino hasta el año pasado en que fue llevado a Israel para su estudio. Se trata de una piedra de tres pies de alto en forma de tableta con 87 lineas escritas en Hebreo y que los eruditos han determinado que data del  primer siglo unas décadas antes del nacimiento de Yeshua. Está escrita no grabada y en dos columnas similares a las columnas de los rollos de la Torá. Aunque está quebrada y algunos de los textos están ilegibles ha traído o demostrado que la idea de un mesías o salvador que moría y resucitaría a los tres días era un concepto establecido en el tiempo de Yeshua.

 

Se trata de un texto de una visión apocalíptica trasmitida por el angel Gabriel, por lo que a la piedra la han llamado "La revelación de Gabriel." Usa términos como los del profeta Daniel, Zacarías y Hageo. En las lineas 19 a la 21 dice: "en tres días tu vas a saber que la maldad  será vencida por la justicia." En otras lineas habla de la muerte y la sangre como caminos a la justicia. Y por último en la linea 80 se puede leer: "en tres días vi.... (vivirás)." Esta última palabra está un poco borrosa pero el Sr. Knohl que es un experto en el lenguage de la Biblia y del Talmud asegura que la palabra es "vivirás." El además de asegurar que la idea de la muerte y resurección del mesías, era un concepto bien establecido en la época de Yeshua, el dice: "su misión era que tenía que morir y sufrir en las manos de los Romanos para que su sangre sea la señal de la redención por venir. Esta es la señal del Hijo de José (Mashiaj Ben Yosef – El Siervo Sufriente). Esto le dá un significado muy diferente a la  "Ultima Cena." El derramamiento de sangre no es por los pecados del pueblo, sino para traer redención a Israel. ¡Increíble!

Se olvidó del texto de Levíticos 17:11.

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by