14 de Cheshvan, 5780

"Mi nombre es Yeshua" Se llamará así porque salvará a su pueblo de sus pecados. (Mateo 1:21)

Noviembre 12, 2019

Naso נָשֹׂאjunio 14, 2019 | Regresar a Parashot


Toráh: Números 4:21 – 7:89
Haftaráh: Jueces 13:2-25
Brit Jadashah: Hechos 21:17-26

Temas de la Parashah:
Sacar afuera a los leprosos: Números  5:1-4
Leyes de restitución: Números 5:6-10
Leyes de infidelidad de la mujer: Números 5:12-31
El voto del Nazareo: Números 6:1-21
La Bendición Aarónica: Números 6:22-27

Esta Parashah es la más larga que encontramos en la Toráh,  empieza con un censo ordenado por el Eterno, pero esta vez el censo va a ser dirigido a los Levitas (30 a 50 años) y a sus obligaciones o servicio en el Tabernáculo:

וַיְדַבֵּר יהוה אֶל-מֹשֶׁה וְאֶל-אַהֲרֹן לֵאמֹר
 נָשֹׂא
אֶת-רֹאשׁ בְּנֵי קְהָת מִתּוֹךְ בְּנֵי לֵוִי–לְמִשְׁפְּחֹתָם, לְבֵית אֲבֹתָם

Entonces el Señor habló a Moisés y a Aarón, diciendo:  
Haced un censo de los descendientes de Coat, de entre los hijos de Leví,
por sus familias, conforme a sus casas paternas. 
Números 4:1-2

La frase «haz un censo,» en el Hebreo dice Naso Et Rosh, que literalmente significa «levanta la cabeza.» El verbo Nasa ha sido traducido de diferentes formas en las Escrituras, como por ejemplo:

Y Caín dijo al Señor:
Mi castigo es demasiado grande para SOPORTARLO (MINSO: CARGARLO)
Génesis 4:13

Levántate, ALZA (SEI) al muchacho y sostenlo con tu mano;
porque yo haré de él una gran nación.
Génesis 21:18

Sólo los levitas servirán en el ministerio de la Tienda de Reunión,
y ellos
CARGARÁN (YISU) con la iniquidad del pueblo;
será estatuto perpetuo por todas vuestras generaciones,
y entre los hijos de Israel no tendrán heredad.
Números 18:23

Como hemos leído, vemos que la Toráh dice que los Levitas CARGARÁN con el pecado del pueblo. Esto es muy interesante que nosotros entendamos, porque es algo que nos confirma que una persona puede cargar con el pecado del pueblo, que es exactamente lo que hizo Yeshua.

Pero también esto nos muestra la responsabilidad que tiene el liderazgo, porque son ellos los que tienen la responsabilidad de enseñar, instruir al pueblo y su conducta o instrucción es lo que hace que un pueblo viva en obediencia o caiga en el pecado. Esto es exactamente lo que vemos en el Libro de Reyes, un rey injusto que lleva a la nación a corromperse.

Y aunque todos tendremos que dar cuentas de la obediencia a su Palabra en el día del juicio,
El Eterno llamo y dio responsabilidades a diferentes personas. Pensar que todos podemos hacer lo mismo es una equivocación, cada persona tiene una labor y un llamado diferente y es muy peligroso hacer cosas a las cuales no hemos sido llamados. El día de hoy hay muchos que quieren ser maestros de las Escrituras, y yo entiendo porque cuando las personas comienzan a guardar el Pacto y descubren cosas que antes no habían entendido, hay un deseo muy grande de querer compartir todo lo que uno sabe. Pero el ser maestro o maestra de las Escrituras es un llamado que tiene que venir del Eterno y tiene que ser confirmado. Y es que el maestro o maestra esta en una posición muy peligrosa porque sus palabras o enseñanzas, sino están alineadas con las Escrituras, traen caos al mundo y ponen en peligro la Creación misma:

Hermanos míos, no aspiréis muchos a ser maestros, 
sabiendo que recibiremos un juicio mas severo….
Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas.
¡Mirad como un fuego tan pequeño puede incendiar un bosque tan grande!
La lengua es un fuego, un mundo de iniquidad: la lengua esta puesta entre nuestros miembros y contamina todo el cuerpo, e inflama el curso de la existencia, siendo inflamada por el mismo infierno.
Santiago 3:1, 5-6

En la frase «el curso de la existencia» el Griego usa la palabra TROJOS TES GÉNESIS (CURSO DE GÉNESIS), es decir el Curso de la Creación. Así es de serio cuando cambiamos las Palabras del Eterno. Y es que el mundo no solo fue Creado por su Palabra, sino se sostiene por esa Palabra misma, que al ser cambiada pone el peligro a la Creación misma. ¡Así de serio!

…quien siendo el Resplandor de su Gloria y la Imagen misma de su Ser,
quien SOSTIENE TODAS LAS COSAS CON LA PALABRA DE SU PODER…
Hebreos 1:3

No es de sorprendernos entonces, que el fin de todo sea con un FUEGO ABRASADOR, por cuanto el ser humano CAMBIO las PALABRAS (con su lengua), la tierra sera renovada a través del fuego.

Por tanto, como la LENGUA DE FUEGO consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la TORAT YHVH TZEVAOT (LEY DEL SEÑOR DE LOS EJÉRCITOS), porque DESPRECIARON la PALABRA del Santo de Israel.
Isaías 5:24

¡Shabbat Shalom!
Morah Mariela Perez-Rosas

Ministerio "Yeshua Shemi" Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8