Tsit
   
 
    
 
 
 
 
     

 

                                                                                     Tsitsit

 

 

El Eterno les ordenó a los hijos de Israel que colocoran Tsitsit en los bordes de sus vestidos para que les recordara los mandamientos del Señor:

                       "Habla a los Hijos de Israel y diles que se hagan flecos (tsitsit)

                                 en los bordes de sus vestidos, por sus generaciones

                              y que en cada fleco de los bordes pongan un cordon azul.

                                    Tales flecos os servirán para que cuando los veáis,

                         os acordéis de todos los mandamientos de Yahweh y los cumpláis,

                 y no sigáis el impulso de vuestro corazón ni de vuestros ojos, tras el cual

                 os prostituís, a fin de que recordéis y cumpláis todos mis mandamientos,

                                       y estéis consagrados a vuestro Elohim."

                                                                                   Num 15:38-40

 

Pero cuando estudiamos la palabra Hebrea y su raíz vamos a poder ver con más claridad la función que tendrían los flecos y el porque están relacionados con los mandamientos de nuestro Elohim. La Palabra Hebrea para fleco es tcc - Tsitsit (Str#6734) que viene de la raíz #yc  - Tsits (Str.#6731) que significa flores, florecer:

 

                      Al día siguiente, cuando Moisés entró en el tabernáculo del pacto,

                     encontró que la vara de Aarón, que representaba a la tribu de Leví,

                ¡había retoñado, echado brotes, florecido y producido almendras maduras!

                                                                  Números 17:8

                                          (Ver tambien: 1 Rey 6:18; Sal 103:15; Isa 40:8)

Cuando analizamos y vemos que la función de una flor es producir fruta en un árbol, entonces podemos entender claramente que la función de que los hijos de Israel vistieran tsitsit en sus vestidos, no era solamente para recordar los mandamientos de Dios, sino que el producto de recordar los mandamientos producirían frutos en el hombre:

 

                                                 "Bienaventurado  el varón 
                                           que no anduvo en consejo de malos, 
                                           ni estuvo en camino de pecadores, 
                                   ni en silla de escarnecedoresse ha sentado,

                                                   sino que en la Ley (Torá) de Yahweh está su delicia 
                                     y en su Ley (Torá)  medita de día y de noche.

                                Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,
                                             que da su fruto en su tiempo 
                               y su hoja no cae,  y todo lo que hace prosperará."

                                                             Salmo 1:1-3

¿Estás dando hermano o hermana frutos para el Señor? Recuerda esos frutos tienen que ser en respuesta a que guardamos los mandamientos del Eterno, porque caminamos en su Palabra y no de acuerdo a doctrinas y palabras de hombres. Recuerda Yahweh no cambia y El te dice en su Palabra:

 

Ahora, pues, Israel,

¿qué pide de ti Yahweh, tu Elohim, sino que temas a Yahweh tu Elohim,

que andes en todos sus caminos, que ames y sirvas a Yahweh tu Elohim ,

con todo tu corazón y con toda tu alma,

     que guardes los mandamientos de Yahweh y sus estatutos,

que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?

Deuteronomio 10:12-13

 

Yahweh tu Elohim, te manda hoy que cumplas estos estatutos y decretos;

cuida, pues, de ponerlos por obra con todo tu corazón y con toda tu alma.

    Has declarado solemnemente hoy que Yahweh es tu Elohim,

que andarás en sus caminos, que guardarás sus estatutos,

sus mandamientos y sus decretos, y que escucharás su voz.

Deuteronomio 26:16-17

 

 

 

 

Ministerio "Yeshua Shemi"
Comprometidos a enseñar las escrituras desde una perspectiva Hebrea.

"Porque la hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra del Señor permanece para siempre"
Isaias 40:8

 
 
© 2006 Yeshua Shemi, All Rights Reserved. // Design & Development by